Juan Soler
Juan Soler, momentos antes de la rueda de prensa. (Efe)

Agustín Morera, presidente del Valencia, explicó que han surgido diferencias entre el máximo accionista, Juan Soler, y el nuevo gestor del club, Juan Villalonga, que han "truncado" la decisión del consejo de administración de dimitir en bloque para facilitar el relevo en la entidad.

"Han surgido diferencias, ha habido situaciones que han truncado la decisión del consejo de poner su cargo a disposición del Valencia", explicó Morera a la salida de la reunión del consejo de administración, al tiempo que afirmó que su deseo es que estas diferencias se resuelvan de manera "urgente".

"Estamos a la espera de la solución en los próximos días y obraremos en consecuencia. No nos marcamos plazos porque no tiene sentido forzar la negociación", prosiguió Morera, que reconoció que la situación que se ha creado en el club es "un poco kafkiana".

La situación que se ha creado en el club es "un poco kafkiana"

El presidente del Valencia, quien admitió que Soler y Villalonga se encuentran reunidos para tratar limar sus discrepancias, indicó que "es importante que esto se solucione en el sentido que sea porque el club no puede seguir en esta situación.

En este sentido, Morera apuntó que el Valencia "sigue funcionando" y aclaró que los actuales consejeros seguirán en sus cargos porque no van a permitir "que el club se paralice".

"Este consejo bastante hace con seguir con la cabeza alta para evitar el deterioro de la imagen del club", afirmó Morera, quien dijo sentirse "triste y disgustado" porque el Valencia no se merece este tipo de actuaciones".

Morera afirmó que la entidad "está por encima de los intereses de las personas y económicos" e insistió en que los consejeros deben continuar en sus cargos "por respeto al club y para no abocar a la entidad a una situación ingobernable".

A su juicio, lo que sucede en la entidad de Mestalla "es muy perjudicial para la imagen del club porque las formas no son las adecuadas", señaló Morera, quien aseveró que Juan Soler y Juan Villalonga "son los que tienen que dar la cara en esta situación".

Morera insistió en que el actual consejo hará "lo que sea mejor para el Valencia" y explicó que en su reunión con la plantilla del pasado lunes les dijo a los jugadores "que podía haber cambios importantes en el club".