Reyes
El capitán del Real Madrid Felipe Reyes muesta el trofeo de subcampeón de la ACB. EFE

El Real Madrid llegó a deslumbrar en una brillante temporada plagada de récords, aunque al final tuvo que conformarse con dos títulos, la Copa del Rey y la Supercopa, tras caer en la final de tanto de la Euroliga, como en la Liga, las dos grandes cimas de la campaña.

En la ACB, el club merengue completó esta campaña la mejor fase regular de la historia, en la que sumó 32 victorias, un hito sin precedentes con el actual formato de competición de 34 partidos, vigente desde la temporada 1996-1997. El equipo de Pablo Laso solo encajó dos derrotas en la liga regular —y muy al final, ante el Valencia Basket y el Barcelona—.

Además, el Real Madrid estableció esta campaña, con 28, un nuevo récord de victorias consecutivas. Venció sus 27 primeros partidos de la presente campaña de la Liga, lo que, unido al triunfo en el quinto partido de la final de la temporada 2012-13, completó una racha de 28 triunfos en fila.

Sin embargo, todo lo conseguido carece de valor cuando se han perdido los dos títulos más importantes. Ha sido un final de temporada que pone en entredicho el proyecto de Laso para el futuro. ¿Cuáles son las claves de la debacle del Madrid en este final de temporada? José Luis Llorente y Lolo Sáinz, dos históricos blancos, analizan el final de temporada del conjunto madrileño.

- Lesiones. Para Llorente, han sido el principal factor en contra. "Llegó el tramo principal de la temporada y perder a jugadores importantes como Carroll, Draper y Slaughter ha lastrado a los blancos".

Perder a jugadores en el tramo esencial de la temporada ha afectado al equipo

- Desgaste. "Estamos a un punto de estar cansados de baloncesto, no sólo físicamente sino también de cabeza". Una premonitoria frase lanzdaa por Rudy durante la final. El Madrid ha llegado al tramo final de temporada cansado, desgastado y con pocos relevos que pudieran rescatar al equipo. Algo que también opina Llorente. "Para mantener todo lo logrado y el nivelazo de principio de temporada había que hacer un enorme desgaste que ha pasado factura", cree el exjugador.

- Confianza. Para Lolo Sáinz, "la pérdida de confianza" ha sido la clave de la debacle. "El Madrid fue prácticamente perfecto hasta la final de la Euroliga. A partir de ahí, y tras perderla, pasó lo que nunca había pasado en toda la temporada: arrastrar falta de confianza, en el equipo y en cómo hacer las cosas".

- Calendario. Llorente también cree que el calendario ha tenido consecuencias fatales para los blancos. Demasiados partidos. "Rudy, Llull y Sergio Rodríguez vienen de jugar con la selección y tienen muchos partidos en sus piernas".

- Presión por los récords. Para Llorente, "la presión añadida por conseguir récords" ha puesto en jaque al Madrid y ha hecho que se "desgaste" más. Sáinz va en la misma línea. "Esos récords han consumido muchos recursos, cuando no debería de haber sido así, ya que en estos equipos grandes, lo verdaderamente importante son los títulos".

El Madrid perdió la confianza en sí mismo cuando cayó en la final de la Euroliga

- Demasiados jaleos y críticas arbitrales. El Madrid ha acabado un pelín desquiciado. Demasiadas quejas en la cancha y declaraciones fuera de tono fuera de ella han desconcentrado al equipo de Laso. "Puede ser una consecuencia de la presión", apunta Sáinz.

- El 'factor Laso'. Precisamente, la imagen de desquicie blanco lo ha personificado su técnico. Cuestionado por el final de Liga, no ha sabido dar la calma al equipo, siendo incluso descalificado en la final ante los culés. Tras estas dos finales perdidas, Laso llama a la "reflexión". A Lolo le ha extrañado ver un Laso así, "como nunca. Quizás verse lesionado y la impotencia de la derrota dejó ver a un Laso muy alejado de lo que es él, y quizá eso ha despistado, incluso, a los jugadores", dice el exseleccionador.

- Algunos jugadores, grises. Para Lolo, las lesiones no han sido un factor clave en esta 'crisis' blanca, ya que la mayoría del resto de los jugadores han estado a la altura aunque, quizá, a un nivel por debajo de lo esperado, "con mayor o menor suerte".