Sterling
El delantero Raheem Sterling celebra el tanto del Manchester City ante el Newcastle. EFE

El Manchester City continúa con su racha imparable en la Premier League, donde suma 18 triunfos consecutivos, después de imponerse este miércoles al Newcastle (0-1) de Javier Manquillo, Joselu y Mikel Merino en la vigésima jornada del campeonato inglés, merced al solitario gol de Raheem Sterling en la primera mitad, que permite a los citizens aventajar en 15 puntos al Manchester United.

Los pupilos de Pep Guardiola salieron decididos a buscar la victoria desde el inicio. Con el dominio absoluto del balón, las ocasiones fueron cuestión de tiempo. Sergio Agüero tuvo el primero a los cinco minutos pero su disparo lo repelió el palo.

Para tener más mordiente en ataque, la lesión de Kompany dio entrada a Gabriel Jesús. Y las ocasiones continuaron llegando para el bando de Pep. El delantero argentino, con un remate de cabeza a bocajarro, se encontró con el meta Rob Elliot que firmó una sensacional parada. Pero fue Sterling el que anotó el primero definiendo al palo corto tras una gran asistencia de Kevin De Bruyne.

Tras el gol, los de Rafa Benítez consiguieron estirarse y antes del descanso Rolando Aarons pudo hacer el tanto del empate pero su tiro, tras superar a Ederson, se encontró con Nicolás Otamendi, que sacó el balón sobre la línea.

Los 'citizens' pudieron sentenciar, y siguen sin conocer la derrota

En la segunda mitad, el Manchester City se encargó de dormir el partido y, por medio de De Bruyne, pudo sentenciarlo pero no acertó de cara a gol. Por su parte, el Newcastle, bien replegado, lo intentó a la contra por medio de Dwight Gayle pero su remate se marchó desviado por milímetros del palo derecho. Los citizens vuelven a ganar y demuestran que en la Premier League no tienen rival.

Y más después de un nuevo pinchazo de los de Mou, que no pudieron pasar del empate ante el Burnley. El técnico luso se quejó en rueda de prensa del gasto realizado por el máximo rival por el título, y aseguró que no puede competir porque "el City compra defensas a precio de delantero".