Al menos 38 personas fueron detenidas durante el partido de fútbol entre el Universidad de Chile y el Colo Colo (0-1), suspendido a los 68 minutos por la violencia en las gradas.

Según el informe policial, los principales incidentes se produjeron en el exterior del Estadio Nacional, al inicio del encuentro, cuando los hinchas más radicales lanzaron piedras contra la policía.

Tres carabineros fueron atacados a pedradas por los hinchas agresivos, mientras que un aficionado del Colo Colo resultó con las muñecas fracturadas y un corte profundo en la cabeza. Al final hubo un total de 38 detenidos por diferentes causas, entre ellas desorden y posesión de armas.

El partido entre Universidad de Chile y Colo Colo es el clásico del fútbol chileno entre dos rivales irreconciliables. La Federación chilena dio por finalizado el partido en el momento de suspensión por lo que la victoria fue para el Colo Colo (0-1).