Chema Martínez
Chema Martínez, fotografiado durante la noche del miércoles. JORGE PARÍS

Acostumbrado a buscar la cama en torno a las nueve y media de la noche, el atleta Chema Martínez (Madrid, 22 de octubre de 1971) bromea con que el sábado 24 de octubre, con motivo del  Bilbao Bizkaia Night Marathon, vaya a hacer una excepción a su hábito espartano. "Si va bien, con el podio, el control antidopaje... Puede ser la noche del año en la que más voy a trasnochar... ¡Hasta las tres no me acuesto!", dice.

Martínez será la estrella de la cita vizcaína, debutante en el calendario y primer maratón nocturno homologado por la IAAF en Europa.

La salida, prevista para las 20.00 h, tendrá lugar junto al Guggenheim. La llegada, en el mismo bello escenario, y para los primeros, unas dos horas y diez minutos después. Partirán más de 1.600 corredores y el 63% acude desde fuera del País Vasco.Logró su plusmarca personal en la Media Maratón de Newcastle South Sields

Un reto que ha logrado, salvo algún repecho aislado, sacar lo más llano de Bilbao, Erandio, Leoia y Getxo en sus 42,195 km. La organización plantea una fiesta paralela a la carrera, con animación tanto musical como visual y fuegos artificiales. La  movida vida nocturna de algunos puntos promete ser un manantial de energías positivas desde las cunetas.

"En la San Silvestre Vallecana, o la Human Race de 2008, dos citas nocturnas, es increíble el ambiente de las cunetas, el cómo se vuelca la gente... Realmente soy partidario de este horario", indica Martínez. El madrileño llega en forma y motivado: logró su plusmarca personal en la Media Maratón de Newcastle South Sields (1h 02 min 36 seg) el pasado 20 de septiembre.

De biorritmos, frío e hidratación

"El problema no es correr por la mañana o por la noche –dice Martínez–, sino  que tus biorritmos estén acostumbrados. Por eso me gusta adaptar los entrenamientos, más o menos, a la hora de la competición". ¿Muchas diferencias a lo largo del día? "Por la temperatura, más baja, se suda menos, por lo que la hidratación no puede ser igual. Del mismo modo tienes que abrigarte más, pues la sensación de frío es mayor y más constante", añade.