Celta
El centrocampista chileno del Celta de Vigo, Fabián Orellana (c - de espaldas), celebra junto a sus compañeros el gol conseguido frente al Villarreal. EFE

El Celta, equipo que dirige el argentino Eduardo 'Toto' Berizzo, se confirma como la gran sensación de este inicio de la temporada por juego y resultados.

Los gallegos se ponen entre el Madrid y el Barça, empatados a puntos, en lo más alto del liderato. Son, junto a los blancos, el único equipo que aún no ha perdido en la presente edición del campeonato doméstico, que ya tiene el inicio más igualado de los últimos veinte años.

Hay que remontarse a la temporada 93-94 para ver algo similar en la cabeza de la tabla. En aquella campaña eran Barcelona, Valencia y Real Sociedad los que estaban igualados con 12 puntos.

Hay que remontarse a la temporada 93-94 para ver algo similar en la cabeza de la tabla

El domingo, el club gallego, con un gol de Nolito al final, asaltó en El Madrigal al Villarreal (1-2), con lo que el conjunto castellonense cedió el liderato al Real Madrid, aunque igualado a puntos con el propio equipo vigués y el Barcelona. El chileno Fabián Orellana y el andaluz Manuel Agudo 'Nolito' fueron los estiletes de un Celta que frustró el liderato del Villarreal, que acusó la expulsión del marfileño Eric Bailly, lo que le obligó a jugar todo el segundo tiempo en inferioridad numérica.

No obstante, aún así tuvo arrestos para equilibrar por medio de Denis Suárez (m.67), cuyo disparo rozó en un defensa, el tanto en el primer periodo de Orellana. El chileno también fue protagonista del definitivo 1-2, que llegó en el minuto 90. Se sacó un estupendo disparo colocado que se estrelló en el larguero. Nolito culminó su partido al aprovechar el rechace y marcar con un tiro cruzado y raso.

El próximo sábado recibirá al Real Madrid en Balaídos con el liderato en juego. Toda una prueba de fuego para el cuadro de Rafa Benítez, que tras ganar este sábado al Levante (3-0) el miércoles tendrá otro examen de primera magnitud en París contra el PSG.