El Mallorca diluye el 'efecto Stoichkov'

El centrocampista del Celta de Vigo, Borja Oubiña, disputa un balón con el centrocampista argentino del Mallorca, Ariel Pereyra. (Efe)
El centrocampista del Celta de Vigo, Borja Oubiña, disputa un balón con el centrocampista argentino del Mallorca, Ariel Pereyra. (Efe)
EFE/Manuel Corujo

El efecto Stoitchkov pierde fuerza tras sumar el Celta su segunda derrota consecutiva, la enésima en Balaídos, al caer goleado por 0-3 ante el Mallorca en un encuentro en que los baleares dejaron encarrilado en poco más de veinte minutos.

Manejado a su antojo y en muchas ocasiones incluso ninguneado, los de Vigo fueron títeres en manos de un Mallorca que llegaba a Vigo con los deberes prácticamente hechos, sin la obligación imperiosa de puntuar, pero que se encontró con demasiadas facilidades.

Los de Gregorio Manzano dominaron el balón tocando con una facilidad pasmosa al primer toque, mareando al rival, y llegando con mucho peligro a la meta defendida por Pinto, mientras que los de Stoitchkov volvían a la pasividad de tiempos recientes, jugando poco sin balón y apenas buscando el desmarque en la parcela ofensiva.

Como muestra, el primer remate celeste se produjo a los treinta y nueve minutos en un flojo disparo desde fuera del área de Nené, cuando para entonces el Mallorca ya había machacado la portería celeste en un buen número de oportunidades, dos de ellas premiadas con el gol.

La primera a los diez minutos de inicio, en un disparo con la zurda desde fuera del área de Arango, tras recibir un pase del argentino Ibagaza, sin que ninguno de los defensas celestes salieran a tapar al venezolano.

Sin embargo y a diferencia de lo que hubiese ocurrido hace apenas unas semanas, el público reaccionó, no criticando, sino animando esperando una reacción de los jugadores.

Ni siquiera la entrada en el minuto once de Bamogó, otro delantero, por el lesionado Núñez dio otro aire al equipo. La presencia del francés en el interior derecha no pudo ser más desacertada.

Así a los veintidós minutos llegó el segundo tanto en forma de pelotazo, otra vez desde la frontal del área y otra vez sin que ningún central saliese al paso en este caso de Varela, quien se encargó de bajar definitivamente de la nube a un equipo y una afición que vio en Stoitchkov la solución a todos los problemas.

En su paso por el vestuario Stoitchkov decidió dar entrada a un segundo pivote en el equipo para redibujar el sistema a un 4-4-2 que le dio a Celta en los tres primeros minutos de la reanudación del partido mucho más de lo que había ofrecido el equipo en la primera mitad.

Primero en un mano a mano de Bamogo, que se quedó sólo tras un error defensivo mallorquín, y que atajó Moyá en el 46, después, en el 48, fue Nené quien disparó, tras revolverse en el área chica, pero su remate fue despejado por el meta balear con el pie.

Poco más tarde Nené volvió a disponer de oportunidad en un remate de cabeza picado, y en el 74 el brasileño volvió a probar fortuna, pero no era la tarde del centrocampista, como tampoco lo era para Perera, encargado de suplir al lesionado Fernando Baiano, máximo goleador del cuadro vigués.

Un susto protagonizado por Perera en el setenta y ocho al llevarse la mano a la rodilla, cambio de repente todo. En la reanudación del juego, el Mallorca sacó rápido, corrió, y Maxi, en su primera acción tras entrar en el césped por Ibagaza, se quedó solo ante Pinto al que batió sin dificultad (0-3).

Ficha técnica:

0 - Celta de Vigo: Pinto; Angel, Tamas, Contreras (Lequi, m.50), Placente; Oubiña; Núñez (Bamogó, m.11), Canobbio (Pablo García, m.46), Gustavo López; Nené y Perera.

3 - Mallorca: Moyá; Héctor, Nunes, Ballesteros, Navarro; Varela, Pereyra, Ibagaza (Maxi, m.75), Jonás; Arango (Trejo, m.83) y Víctor (Basinas, m. 61).

Goles: 0-1, m.10: Arango. 0-2, m.22: Varela. 0-3, m.78: Maxi.

Árbitro: Teixeira Vitienes (Comité cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Tamas por el Celta de Vigo; y a Navarro por el Mallorca.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo segunda jornada de Primera División disputado en el estadio de Balaídos ante unos 17.000 espectadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento