El partido amistoso entre las selecciones de Catalunya y Argentina, programado para el 25 de mayo en el Camp Nou, podría quedar desbloqueado definitivamente mañana en el despacho del ex presidente del Barça, Joan Gaspart, ahora directivo de la Federación Española.

En dicho encuentro, al que también asistirá el presidente de la Federación Catalana de Fútbol, Jordi Roche, se espera que se ponga un punto y final a las tensiones que han rodeado a la organización del partido entre catalanes y argentinos.

Todo apunta a que las trabas que tenía la Catalana para organizar el partido contra Argentina finalmente desaparecerán y la semana que viene Roche podrá anunciar oficialmente la disputa del partido amistoso.

En este encuentro contra Argentina, la Federación Catalana espera recaudar unos 400.000 euros, que compensarían las pérdidas económicas por no haber podido organizar el amistoso contra los Estados Unidos, previsto el pasado otoño, al no haber logrado permiso de la Federación Española.

La intención de los directivos catalanes es promocionar el Catalunya-Argentina como el gran duelo entre los jóvenes barcelonistas Leo Messi y Bojan Krkic, siempre y cuando el joven catalán no sea convocado por España para la Eurocopa.