Los pilotos de la escudería McLaren-Mercedes, Fernando Alonso y Lewis Hamilton, han presentado sus nuevos cascos para el GP de Mónaco.

Están decorados con una palabra hecha de diamantes blancos: ‘Monaco 07’. El jueves, cuando comienzan los primeros entrenamientos podrán lucirlos pilotando sus monoplazas a toda velocidad por las calles de Montecarlo.

La casa suiza Steinmetz ha sido la encargada de realizar estas inscripciones en diamantes, que en años anteriores han lucido otros pilotos. Los cascos serán subastados posteriormente.

El año pasado el honor fue para Kimi Raikkonen y Juan Pablo Montoya, cuyos cascos se vendieron por 300.000 euros en la subasta. La cantidad fue entregada a instituciones benéficas designadas por los corredores y el director de McLaren-Mercedes, Ron Dennis.

El año pasado el volante de McLaren-Mercedes también llevaba el emblema de la marca en diamantes. Todo un lujo en la ciudad de Montecarlo, que celebra el gran premio de la la Fórmula 1 donde se reúnen las casas y los yates más caros.

Alonso y Hamilton posan con sus cascos de diamantes. (Efe)