Pablo Carreño celebra su victoria
Pablo Carreño celebra su victoria TENNIS AUSTRALIA - Archivo

El jugador asturiano, decimosexto cabeza de serie en el evento, no tuvo excesivos problemas para deshacerse del americano, al que batió por un doble 6-4 en un encuentro que dominó casi siempre.

Carreño firmó una sólida primera manga en la que supo aprovechar la única opción que le dejó su rival con el servicio, en el quinto juego, para lograr el 'break' clave para ponerse por delante, aunque en su camino para cerrar el parcial tuvo que levantar un 15-40 en el octavo juego.

En el segundo set, el de Gijón volvió a romper para coger la delantera en la manga, pero en esta ocasión Johnson sí se la devolvió para igualar de nuevo. Con 4-4, el estadounidense dejó otro resquicio y Carreño no lo desaprovechó para conseguir otro quiebre y sentenciar su pase a octavos en blanco.

En esta ronda se medirá a su compatriota Fernando Verdasco, que vivió un tenso partido con el australiano Thanasi Kokkinakis, sorprendente verdugo de Roger Federer, al que remontó para imponerse tras casi tres horas de partido por 3-6, 6-4, 7-6(4).

El madrileño supo reaccionar después de un primer set donde el oceánico se mostró muy fuerte y que con dos roturas no tuvo excesivos problemas para llevárselo. Sin embargo, a partir de ahí, el zurdo fue creciendo avalado por su 'drive' (22 golpes ganadores) y la firmeza de su servicio.

Verdasco no cedió ninguna opción de rotura a Kokkinakis y aprovechó su oportunidad en la segunda manga para forzar un tercer y definitivo set donde creció la tensión después de que el español se quejase del comportamiento de un espectador que resultó ser el padre de su rival.

Este tema descentró un tanto a un Kokkinakis que dominó la manga decisiva por 3-1 y que perdió el control del partido entonces. El madrileño logró igualar y aunque no pudo sacar partido a sus opciones, no perdonó en la 'muerte súbita' para meterse en los octavos de final del segundo Masters 1.000 de la temporada.

41 (22) -38