Carreño se aprovechó de un Verdasco tocado físicamente, sin piernas y ya en el segundo parcial aquejado de una lesión en la zona del gemelo izquierdo. El asturiano sumó su tercera victoria seguida ante el madrileño (3-1, en el global) para citarse ahora con el sudafricano Kevin Anderson, su 'verdugo' en las semifinales del pasado US Open y que últimamente se le atraganta. El de Johannesburgo batió al estadounidense Frances Tiafoe por 7-6(3), 6-4.

En poco más de 20 minutos, un 6-0 desniveló el partido en favor de un Carreño más fresco tras su duelo a dos sets ante Steve Johnson el día anterior. Mientras, un 'Fer' que vivió un maratón de tensión sobre la pista y sin la pelota en juego con Thanasi Kokkinakis y el cruce de reproches con el padre del australiano desde la grada, no encontró la mejor forma para frenar a su compatriota.

Con todo, Verdasco comenzó rompiendo a su rival, pero recuperó su juego Carreño para dar la vuelta al set con dos 'breaks' seguidos. El madrileño fue atendido por el fisio despidiéndose de Miami sin poder forzar sobre la pista. Mientras, el asturiano sigue avanzando en un torneo en el que hasta este año no conocía la victoria, con cuatro derrotas en sendos estrenos.