Schuster y Caparrós
El entrenador del Real Madrid, Bernd Schuster (i) junto al entrenador del Athletic de Bilbao, Joaquin Caparrós. (LUIS TEJIDO / EFE) EFE

El entrenador del Athletic Club, Joaquín Caparrós, lamentó la falta de acierto de su equipo ante el Real Madrid (0-1) y subrayó que el portero del Real Madrid, Iker Casillas, "salvó una vez más" con sus paradas al equipo blanco de encajar más de un gol.

"Hay que tener eficacia contra un equipo como el Madrid porque sabes que ellos sí la van a meter. Hoy quizás ha sido el partido que menos ocasiones han creado. Han tenido como máximo tres y han metido una. Casillas, una vez más, ha salvado el partido", resumió, visiblemente contrariado, el técnico andaluz.

Para Caparrós, sus jugadores tuvieron "buena capacidad de reacción" después del gol marcado por Ruud van Nistelrooy al inicio de la segunda parte, aunque "faltó meterla" y por ello no le "vale el consuelo" de la buena imagen ofrecida por sus jugadores frente al líder de la Liga.

"Estamos enrabietados porque nos hubiera gustado obtener un mejor resultado y brindárselo a esta afición, que hoy ha vuelto a estar impresionante".

Carácter y actitud

El entrenador del Real Madrid, Bernd Schuster, por su parte, se mostró "feliz y muy contento" por "la gran victoria" conseguida hoy por su equipo frente al Athletic en un campo "muy difícil" como el de San Mamés.

"El carácter y la actitud del equipo fue fundamental. Aquí no se puede jugar sólo al fútbol, hay que trabajar y dar la cara ante un Athletic que siempre empuja hasta el último momento. Por cómo se ha conseguido, es una victoria muy importante", se congratuló el técnico alemán.

Schuster destacó que sus jugadores pusieron sobre el campo "sufrimiento, lucha, trabajo y algo de calidad" para superar a un Athletic que llegaba a este encuentro "con viento de popa" después de ganar en Valencia y que "no regaló nada".

Por último, el preparador alemán señaló que sustituyó a Ruud van Nistelrooy "justo antes de producirse" una lesión muscular y que, en consecuencia, espera que el holandés "no tendrá problemas" para participar el próximo martes en el decisivo partido de Liga de Campeones frente al Lazio