Los caminos de Real Madrid y Atlético hasta la final de Champions en Milán

Los jugadores del Atlético, en la tanda de penaltis contra el PSV Eindhoven, en octavos de final de la Champions.
Los jugadores del Atlético, en la tanda de penaltis contra el PSV Eindhoven, en octavos de final de la Champions.
GTRES

El Real Madrid empezó la Champions de forma arrolladora en la liguilla, a pesar de quedar encuadrado en un grupo competitivo con PSG y Shakhtar Donetsk, además del Malmoe. El Atlético, encuadrado en un grupo más débil, pasó por un pequeño bache, pero supo reponerse y también cerró la liguilla con solvencia.

La suerte en los emparejamientos cambió radicalmente cuando llegaron las eliminatorias. El Real Madrid tuvo que enfrentarse a rivales relativamente asequibles, mientras que el Atlético tuvo que superar a auténticos colosos de la Champions. Así, mientras el Madrid eliminó al tercer clasificado de la Liga italiana, al octavo de la Bundesliga alemana y al cuarto de la Premier inglesa; el Atlético tuvo que deshacerse de los campeones de Liga en Holanda, España y Alemania.

FASE DE GRUPOS

El Real Madrid, que se enfrentó a PSG, Shakhtar Donetsk y Malmoe, completó una fase de grupos prácticamente inmaculada en la que solo cedió un empate, en su visita a París (0-0). Los otros cinco encuentros los resolvió con victoria y, con 16 puntos sumados, fue el mejor equipo de todos los grupos. Solo encajó tres goles en esa fase y marcó 19.

El Atlético también acabó esa primera fase como líder en un grupo algo más débil en el que midió sus fuerzas a Benfica, Galatasaray y Astaná. El equipo de Simeone solo cedió un empate en Kazajistán (0-0) y una derrota, en el Calderón contra el Benfica (1-2). Terminó sumando 13 puntos, con 11 goles a favor y 3 en contra.

OCTAVOS DE FINAL

El Real Madrid se enfrentó a la Roma y prácticamente selló su clasificación en el partido de ida al ganar por 0-2 en el Olímpico de la capital italiana. Cristiano Ronaldo y Jesé firmaron los goles. En el partido de vuelta, el Real Madrid volvió a ganar por 2-0, esta vez con dianas de Ronaldo y James.

El Atlético se midió al PSV Eindhoven en la eliminatoria más ajustada que tuvo que superar, ya que se decidió en la tanda de penaltis. Ni en Holanda, ni en Madrid hubo goles. Tampoco en la prórroga disputada en el Calderón. En los penaltis, la igualdad solo se deshizo después de 16 lanzamientos, cuando Narsingh falló su lanzamiento y Juanfran acertó con el suyo.

CUARTOS DE FINAL

Al Real Madrid se le presentaba una eliminatoria, a priori, sencilla contra el Wolfsburgo, pero se la complicó al perder 2-0 en Alemania en un pésimo partido de los hombres de Zidane. Afortunadamente para los blancos, quedaban 90 minutos en el Bernabéu y allí lograron ante su afición una brillante remontada con un hat-trick de Cristiano Ronaldo (3-0).

Durísima para el Atlético fue la eliminatoria contra el Barça, pero un gol temprano de Fernando Torres en el Camp Nou facilitó las cosas, aunque después de ese gol y la expulsión del delantero de Fuenlabrada, el Atlético tuvo que resistir con diez hombres los constantes ataques del Barça, que acabó ganando 2-1 con dos dianas de Luis Suárez. En el partido de vuelta en el Calderón, el Atlético necesitaba marcar y Griezmann lo hizo en dos ocasiones, la segunda de penalti en el minuto 87 (2-0).

SEMIFINALES

El Real Madrid se midió al Manchester City, una plantilla plagada de estrellas y entrenada por un viejo conocido: Manuel Pellegrini. El equipo inglés, sin embargo, fue menos fiero de lo esperado y el Real Madrid no necesitó desplegar un fútbol brillante para superar la eliminatoria. En Manchester no hubo goles (0-0) y en el partido de vuelta en el Bernabéu decidió un gol de Bale (1-0).

De nuevo al Atlético le tocó el gordo y tuvo que enfrentarse al Bayern de Pep Guardiola, con el problema añadido de tener que disputar el partido de vuelta en Múnich. En el Calderón, el equipo del Cholo hizo su trabajo: mantuvo la portería a cero y Saúl firmó una obra de arte para adelantar a su equipo en la eliminatoria (1-0). La vuelta en Alemania fue una agonía para el Atlético, sobre todo en el primer tiempo en el que el Bayern se adelantó con un gol de Xabi Alonso. En la segunda mitad, Griezmann calmó los nervios empatando el partido y encarrilando el pase. De nada sirvió el posterior tanto de Lewandowski (2-1).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento