Calmejane celebra su victoria en la Vuelta
Calmejane celebra su victoria en la Vuelta MONCHO FUENTES

Como en la tercera etapa, la fuga del día dio sus frutos. Muy numerosa, con hasta 21 ciclistas bien entendidos entre ellos en la mayor parte de la jornada, la escapada dejó varios ataques pero el definitivo, el que valió el triunfo, fue el de Calmejane, un joven francés de 23 años que estrenó del mejor modo posible su palmarés como profesional, ganando su primera etapa en una 'grande'.

La tarjeta de presentación del galo fue de lujo; etapa con final en alto en la Vuelta a España. Un inédito Mirador Vixia de Herbeira, en San Andrés de Teixido, desde donde se pueden contemplar los acantilados más altos de Europa (620 m). Este puerto, de 11,2 kilómetros al 4,8% de pendiente media, no es tan exigente como Ézaro pero sirvió para que Calmejane saboreara la gloria dejando atrás a rivales de más nombre, mientras que los favoritos se dieron una tregua.

Y es que ni Pierre Rolland (Cannondale), Andrey Zeits (Astana) o Darwin Atapuma (BMC) pudieron atrapar al francés, que decidió probar fortuna en solitario y desde lejos, consciente de que no podría con un ataque relámpago de estos hombres más fuertes. Atacó a falta de unos 10 kilómetros y cazó a Axel Domont (AG2R), que iba por delante, para no dejar ya la cabeza de carrera ni dejarse atrapar por su compatriota ni por Atapuma, quien no obstante atacó pensando en el maillot rojo.

El colombiano no pudo alcanzar al escapado, pero se convirtió en el nuevo líder dando el relevo a un Rubén Fernández (Movistar Team) que en esta ocasión no pudo estar con los mejores como en Ézaro. Atapuma, que en principio viene a trabajar para su jefe de filas, el asturiano Samuel Sánchez, tiene 29 segundos sobre Alejandro Valverde (Movistar Team) y 33 sobre Chris Froome (Sky), mientras que sus compatriotas Johan Esteban Chaves (Orica) y Nairo Quintana (Movistar) están a 39, justo por delante de 'Samu', a 1:08.

Por detrás no hubo cambios entre los hombres de la general, pues llegaron juntos a 2:06 del ganador a excepción de Igor Antón (Dimension Data), que se dejó 34 segundos más, los mismos que el holandés Steven Kruijswijk (Lotto-Jumbo). Alberto Contador (Tinkoff) mejoró sus sensaciones y no cedió terreno.

De cara a este miércoles, la quinta etapa saldrá de Viveiro y llegará a Lugo tras 171,3 kilómetros, en una jornada llana aunque exigente por el sinuoso terreno que incluye, a poco más de 50 kilómetros de la meta en Lugo, el puerto de Marco de Álvare, de 11,8 kilómetros al 3,6% de pendiente media. No obstante, puede haber otra fuga en Lugo o el primer sprint para los velocistas.