El Gobierno italiano se reúne hoy para tomar medidas tras la muerte de un policía el pasado viernes durante los enfrentamientos con hinchas que tuvieron lugar en el derbi siciliano Catania-Palermo.

Según una propuesta del Comité Olímpico Italiano, el Calcio estará dos semanas parado, los partidos se suspenderán y cuando vuelva la competición podría hacerlo a puerta cerrada durante gran parte de la Liga.

Una pedrada, la causa de la muerte

El agente de policía Filippo Racite, muerto el viernes en los incidentes registrados al término de un partido de fútbol en Sicilia falleció por una hemorragia interna, causada, al parecer, por una gran piedra, y no por la explosión de un potente petardo como se pensó en un principio , informó la Fiscalía.

La muerte se produjo exactamente por "un trauma abdominal y una fractura múltiple del hígado, compatible con un golpe contundente", ha explicado el fiscal del caso Renato Papa al dar a conocer la autopsia.

El trauma abdominal habría sido causado quizá por una gran piedra que habría aplastado el tórax y el abdomen del agente y habría originado una hemorragia interna antes de ser alcanzado por la explosión del petardo arrojado contra él, de acuerdo con la información facilitada por el representante del Ministerio Público.

El funeral se celebra hoy

Los nuevos datos hacen más difíciles las averiguaciones, según el fiscal Papa, porque ahora el tiempo que debe ser examinado es más largo, ya que si antes la investigación se concentró en lo ocurrido entre las 20.31 y las 20.34 hora local (19.31-19.34 GMT), ahora se tiene que conocer lo que sucedió desde las 20.00.

La fiscalía ha destacado, además, que de lo indagado, "no han surgido vinculaciones directas entre el homicidio y el crimen organizado", si bien reconoció que están participando en las investigaciones miembros de la lucha antimafia.

La razón de su presencia en la investigación es la búsqueda de posibles conexiones entre los aficionados "ultras", que se suelen colocar en uno de los fondos de los estadios, y la mafia en el tráfico de drogas y de armas.

Por otra parte, se ha informado de que los funerales por el agente se celebrarán hoy en la catedral de Catania, en la sureña isla de Sicilia.

El Papa condena la violencia

El papa Benedicto XVI condenó "los gestos de violencia que manchan el mundo del fútbol" y exhortó al respeto de la legalidad, en el telegrama de pésame por la muerte de Filippo Raciti.

En el telegrama, enviado al Arzobispo de Catania, Salvatore Gristina, el Papa exhorta "a los protagonistas a promover con mayor determinación el respeto de la legalidad favoreciendo la lealtad, la solidaridad y la sana competitividad".

Asimismo, el Papa expresa su cercanía a los familiares de Raciti y al resto de los heridos y agentes de policía empeñados junto a otras fuerzas del orden a mantener la seguridad de los ciudadanos.

Polémica con un conocido presentador de televisión

Uno de los más famosos presentadores de la televisión italiana, el siciliano Pippo Baudo, durante uno de los programas de máxima audiencia de la cadena estatal RAI, acusó al Papa por no haber hablado del tema durante el Angelus dominical, y a la Iglesia italiana por no haber suspendido las fiestas patronales en Catania.

El portavoz del Vaticano, el padre Lombardi, dijo que se trataban de "criticas no apropiadas", ya que representantes de la Santa Sede ya habían condenado el episodio, como el "Osservatore Romano", que pidió la suspensión durante al menos un año del campeonato.