Caja Laboral y Power E. Valencia se confirman como alternativa a los grandes

  • Los vitorianos vencieron en un duro partido al DKV Joventut.
  • Los valencianos se impusieron sin dificultades al Suzuki Manresa.
  • Estudiantes ganó y sigue luchando por entrar en la Copa del Rey.
El base norteamericano del Caja Laboral Sean Singletary avanza ante el bloqueo del base del DKV Juventut, Mario Fernández,
El base norteamericano del Caja Laboral Sean Singletary avanza ante el bloqueo del base del DKV Juventut, Mario Fernández,
EFE/Xavier Bertral

El alero cántabro del Caja Laboral, Fernando San Emeterio, demostró que el inicio de campaña que está realizando no es casualidad y fue el más destacado en la victoria del conjunto baskonista (73-77) ante un DKV Joventut, que vendió cara su piel, pero que no pudo con el tirón final de los vascos, que se mostraron más acertado en los instantes finales.

Denostado por el entrenador montenegrino a principio de temporada, San Emeterio lleva reivindicándose durante este inicio de campaña con grandes actuaciones. El alero llevó las riendas en ataque de su equipo desde el primer cuarto y finalizó el choque con 26 puntos, máximo anotador del encuentro y con 28 de valoración como el mejor del encuentro.

Se notó desde el principio por qué los dos equipos están en la parte alta de la clasificación, tercer y quinto clasificado, respectivamente. Hubo muchos duelos personales pero sobre todos destacó el que se vivió en la pintura entre Splitter y un renacido Antonio Bueno, que durante gran parte del choque mantuvo viva a la 'penya'.

El choque tuvo una igualdad máxima (24-24) durante los primeros 10 minutos y Bueno contrarrestó el gran inicio de San Emeterio, que se mostró muy acertado tanto desde la línea de tres como desde la de tiro libre. El pívot verdinegro acabó con diez puntos y el alero cántabro con nueve en este parcial.

En el segundo cuarto las defensas se impusieron a los ataques y ambos equipos firmaron una baja anotación (12-10). Tucker dio coletazos de la gran calidad que atesora y con una canasta inverosímil logró mandar a su equipo a los vestuarios con una ventaja mínima.

Duelo bajo aros

Thiago Splitter salió de los vestuarios con ganas de desequilibrar el choque y de conseguir un buen parcial que les diera cierta ventaja, pero el pívot brasileño, se topó otra vez con Antonio Bueno. El ex del Real Madrid y Fuenlabrada volvió a echarse al equipo a la espalda y consiguió cinco puntos consecutivos, con un 'dos más uno' incluido.

Si en la pintura el duelo era intenso, el perímetro no fue menos. Bogdanovic inició un carrusel de triples al que se unió Singletary, Hernández Sonseca y Ribas. Pero fue San Emeterio, denostado por Ivanovic a principio de temporada, el que se hizo con un rebote a dos segundos del final y lo convirtió en canasta, aumentando a cinco puntos la ventaja de los vitorianos, la máxima en ese momento.

El desenlace del encuentro se produjo durante el último cuarto. Un arreón inicial del sub campeón de liga, encabezado por Splitter, fue suficiente para abortar cualquier reacción de los de Sito Alonso, que, a pesar de verse contra las cuerdas, no daban su brazo a torcer comandados por Tucker.

A falta de medio minuto, Valters anotó un triple inverosímil para los locales que colocaba el empate en el marcador, pero una falta tonta de Tucker tras el saque de fondo del Caja Laboral fue aprovechada por Pau Ribas que anotó los dos tiros libres que encarrilaban la victoria.

Otra vez San Emeterio, anotó los últimos dos tiros libres que fueron suficiente para darle a los de Ivanovic.

Ficha técnica:

DKV Joventut: Bogdanovic (11) , Bueno (20), Tomás (-), Tucker (17), Fernández (7)-- cinco inicial--; Tripkovic (4), Valters (8), Hernández-Sonseca (5), Norel (-) y Eyenga (1).

Caja Laboral: Singletary (6), English (9), Teletovic (2), San Emeterio (26) y Splitter (16) -- cinco inicial--; Micov (4), Ribas (7), Barac (7) y Eliyahu (-).

Estu, a por la Copa

El Estudiantes cobró ventaja sobre el Granada en la carrera por clasificarse para la Copa del Rey con una victoria en Madrid (77-65) con un gran partido del base local Oliver, 18 puntos y 16 de valoración.

Hasta nueve equipos han llegado a la duodécima jornada con cuatro partidos ganados y siete perdidos. Desde el noveno, el Unicaja, hasta el decimoséptimo, el Fuenlabrada, en una pelea en la que tan pronto se puede estar al borde de entrar entre los ocho primeros que jugarán en Bilbao la Copa del Rey o en posiciones de descenso.

Basado en Oliver y en el rebote, el Estudiantes dio un paso notable ante un rival, el Granada, que le había ganado en casa en las dos últimas temporadas y que le hizo emplearse a fondo hasta el final. El rebote fue determinante: 43 los madrileños, 25 los granadinos.

El Power E. Valencia sigue a gran nivel

La efectividad en tiros de tres puntos del Power Electronics Valencia eclipsó el juego colectivo y participativo del Suzuki Manresa, que pese a superar a los valencianos en la zona interior, terminó por reconocer su inferioridad sobre el acierto anotador en triples del Valencia.

Con esta victoria, el conjunto valenciano se mantiene en las primeras posiciones de la Liga ACB y encarrila su participación en la próxima edición de la Copa del Rey gracias a las individualidades puntuales de sus jugadores más resolutivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento