Toni Kroos
El centrocampista alemán del Real Madrid Toni Kroos celebra su gol ante el Celta de Vigo. EFE

El francés Karim Benzema fue la única ausencia en la plantilla del Real Madrid, en el último entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas antes de enfrentarse a la Roma en el partido de vuelta de los octavos de final de Liga de Campeones, para el que está totalmente recuperado el alemán Toni Kroos.

Zinedine Zidane contó por segundo día consecutivo con todos sus jugadores salvo Benzema, que no llega a tiempo a la cita europea por su lesión muscular. En el grupo trabajaron con intensidad Kroos y el croata Luka Modric, que se perfilan titulares en el Santiago Bernabéu.

Kroos mostró que está recuperado del proceso gripal que le impidió jugar ante el Celta de Vigo y Modric del fuerte golpe que le produjo una herida en un tobillo, por la que no ha podido jugar las dos últimas jornadas de Liga.

El canterano Borja Mayoral también trabajó con el primer equipo y Zidane tendrá que confirmar en rueda de prensa la decisión que tome, para que el delantero juegue ante el Roma o lo haga en la competición europea juvenil en la que el Real Madrid se enfrenta al Benfica en cuartos de final.