Manuel Beltrán
El ciclista español Manuel Beltrán (d), del equipo Liquigas, sale escoltado del Hotel des Voyageurs en Le Rouget, Francia. (EFE)

El ciclista español Manuel ‘Triqui’ Beltrán vuelve hoy a España tras su positivo por EPO en el Tour. Cogerá un avión desde el el aeropuerto de Toulouse, según informaron fuentes de su equipo, el Liquigas, que le expulsó del Tour tras conocerse el resultado.

Antes de marcharse, pidió respeto a su presunción de inocencia: "Debo manifestar mi deseo de que ni los patrocinadores del equipo, ni mis compañeros se vean perjudicados por estos hechos, por lo que espero que nadie tome acciones en su contra perjudicándoles de manera indiscriminada", señaló el ciclista en un comunicado.

El jienense agradeció también los comentarios de apoyo recibidos desde que en la tarde de ayer se conoció su positivo y en los que le han recordado las ocasiones en las que el análisis de la muestra B no ha confirmado los de la A.

Expulsado del Tour

Beltrán fue interrogado ayer por los gendarmes franceses y puesto en libertad. Pasó la noche en un hotel y esta mañana ha viajado a Toulouse. Tras conocerse la noticia, un grupo de gendarmes especializados en dopaje registró el hotel del equipo Liquigas, situado en la localidad de Le Rouget, en particular la habituación del ciclista jienense.

No han transcendido los resultados del registro, pero según la nueva ley francesa contra el dopaje, aprobada el pasado sábado, si se han encontrado sustancias dopantes en su habitación el ciclista se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa.

La nueva ley francesa puede hacer que Beltrán tenga una condena de prisión
Su equipo espera el contraanálisis


El Liquigas ha afirmado que no conocía las prácticas dopantes de Beltrán y que aguarda al resultado del contraanálisis para decidir si despide al ciclista andaluz de forma definitiva.

Además, el conjunto transalpino está dispuesto a llevar a Beltrán ante los tribunales en el caso de que se confirme el positivo, para reclamarle los daños causados por este caso.

Beltrán estaba en la lista de sospechosos de la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD) tras unos controles sanguíneos hechos los pasados días 3 y 4 de julio.