"Cuando gané se me pasó todo por la cabeza, pero sobre todo los 26 años de camino entrenando con la misma persona, la que me ha enseñado los valores del deporte, Ramón Torralbo. Esto es fruto de la perseverancia, el espíritu de trabajo y la paciencia", explicó Beitia en su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

La cántabra rememoró cómo fueron los emocionantes minutos finales de la competición olímpica. "La primera que falló me dije que por fin había conseguido mi sueño de conseguir una medalla olímpica. Cuando falló Blasic ya había subido un peldañito más y era plata. Y cuando tiró la última ya era oro olímpico y no me lo creía. Era un sueño cumplido", recordó.

Además, Beitia señaló que "como ya pasó en Londres", las mujeres fueron la punta de lanza del deporte español. "Es un pequeño tirón de orejas para los medios de comunicación para que no dediquen todo su espacio, y ya no solo con las mujeres, también con los deportes minoritarios", reclamó.