El Atlético quiere la Champions: arrasa en Leverkusen y deja casi cerrado su pase a cuartos

Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles ante el Bayer Leverkusen.
Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles ante el Bayer Leverkusen.
EFE

Llegó la Champions, y el Atlético se puso serio. Haber perdido dos de las tres últimas finales en esta competición parece que tiene especialmente motivado al equipo de Simeone, que pasó por Alemania aplastando sin piedad a su rival (2-4) para dejar la clasificación para cuartos prácticamente cerrada.

Eliminados en la Copa y muy alejados del líder en la Liga, es lógico que el equipo rojiblanco vea el torneo continental como el gran objetivo para esta temporada. Y si a eso le sumamos que es mejor equipo que el Bayer Leverkusen, posiblemente mucho mejor, el resultado es el lógico.

Entró al partido el Atlético con autoridad, como si el partido fuera en el Calderón y no en el BayArena, y las ocasiones se sucedieron una detrás de otra. Primero fue un centro de Carrasco que no encontró rematador, después un disparo de Griezmann que sacó con apuros Leno y a continuación un centro de Filipe Luis que despejó Wendell al larguero, rozando el autogol. Y no habían pasado ni 15 minutos.

El tanto era cuestión de tiempo y llegó en el 17 con una jugada de Saúl, acostumbrado a firmar golazos en la Champions. El centrocampista rojiblanco se disfrazó de Robben e hizo la clásica jugada del holandés: se perfiló hacia su zurda y puso el balón en la escuadra del segundo palo.

El Leverkusen solo dio señales de vida en un par de disparos de Kampl, pero atrás tenía errores groseros, de infantiles. En uno de ellos, un despaje fallido de Dragovic le cayó a Gameiro, que en carrera arrastró a toda la defensa y cedió el balón a Griezmann para que fusilara a Leno.

Pudo ampliar la renta el propio delantero galo, pero esta vez su disparo sí acertó a sacarlo, no sin dificultades, el portero alemán. Cuando el árbitro pitó el descanso, el Bayer respiró.

Y es que el paso por vestuarios pareció dar un nuevo impulso al conjunto germano, que salió dispuesto a no rendirse. Y con solo tres minutos jugados, una buena jugada por la banda derecha la finalizó Bellarabi al primer toque para dar esperanza al Bayer.

Fue Gameiro el encargado de hacer que el Atlético reaccionara. Primero fue un trallazo que se estrelló en el larguero, después una cabalgada al contragolpe que acabó en un centro que no encontró rematador y, finalmente, una incursión por la banda derecha en la que fue agarrado (fuera del área, eso sí) y que acabó en un penalti que él mismo transformó.

La eliminatoria estaba perfectamente controlada, pero una jugada de mala fortuna la apretó un poco. Un centro desde la banda izquierda lo despejó mal Moyá y el balón rebotó en Savic para convertirse en el segundo gol de los alemanes.

Apretó el Leverkusen en el tramo final, y Filipe Luis llegó a salvar bajo palos un balón que estuvo a punto de convertirse en el empate. Y cuando el partido agonizaba, un gran centro de Vrsaljko lo remató de cabeza, de manera impecable, Fernando Torres para dejar la eliminatoria virtualmente sentenciada.

-  Ficha técnica:

2 - Bayer Leverkusen: Leno; Henrichs, Toprak, Dragovic, Wendell; Aranguiz, Kampl; Bellarabi (Pohjanpalo, m. 65), Havertz (Volland, m. 55), Brandt; y 'Chicharito' Hernández.

4 - Atlético de Madrid: Moyá; Vrsaljko, Giménez, Savic, Filipe; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco (Torres, m. 77); Griezmann (Correa, m. 77) y Gameiro (Thomas, m. 70).

Goles: 0-1, m. 17: Saúl. 0-2, m. 25: Griezmann. 1-2, m. 48: Bellarabi. 1-3, m. 59: Gameiro, de penalti. 2-3, m. 67: Savic, en propia puerta. 2-4, m. 86: Fernando Torres.

Árbitro: William Collum (Escocia). Amonestó a los locales Henrichs (m. 15), Dragovic (m. 58), Wendell (m. 63) y Aranguiz (m. 73) y al visitante Filipe Luis (m. 90).

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Bay Arena de Leverkusen ante unos 30.000 espectadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento