Bautista
Álvaro Bautista, feliz en el podio del GP de Australia donde se proclamó campeón de 125 cc. (Reuters)

El flamante campeón de 125 cc, el talaverano Álvaro Bautista, reconoce que ya están pensando en el cuarto de litro tras proclamarse campeón en su tercer año en 125 cc. "Sé que mi manager ha estado hablando y viendo las opciones pero yo le he dicho que quería centrarme en este año e intentar ganarlo", aseguró.

"Ahora que lo hemos conseguido nos sentaremos y veremos las opciones que tenemos. Ya que he sido campeón en 125 me gustaría pasar a dos y medio", reconoció el pupilo de Jorge Martínez Aspar.

Aún está digiriendo su éxito

"No lo he terminado de asimilar. Me levantado igual y no ha cambiado nada. Esto es muy importante y tienen que pasar días para digerirlo", afirmó el joven Bautista, que ayer además se permitió el lujo de ganar en Australia, pese a que con sólo un punto más que Kallio se hubiera proclamado campeón.

Ha sido una temporada casi perfecta gracias a mi equipo que ha trabajado muy bien

En relación a su triunfo, Bautista resaltó el trabajo de equipo. "Lo hubiera firmado porque es una categoría muy igualada y en la que este año hay mucho nivel. Ha sido una temporada casi perfecta gracias a mi equipo que ha trabajado muy bien", destacó el piloto.

"A principios de este año ya tenía todo el equipo hecho, llamé yo a su puerta y Jorge me hizo un hueco en el equipo. Me dio una moto oficial, todo el apoyo técnico y consejos de un campeón del mundo. Tiene mucha parte de culpa", subrayó Bautista sobre su inclusión en el equipo Aspar.

Sus pilotos admirados y sus inicios

"Siempre me ha gustado Michael Doohan por como conducía y pensaba encima de la moto pero no decía: yo quiero ser como él. Yo he ido haciendo mi camino, aprovechándolo al máximo", acentuó.

Álvaro ha estado desde pequeño marcado por el motociclismo. Su padre, Javier, tiene un taller de motos en Talavera de la Reina, un hecho que influyó en que empezara a dedicar sus fines de semana a este deporte desde muy pequeño.

Mi padre no me dejaba correr en motos, yo decía que sí, que sí, que sí

"Mi padre me enseñó las motos y luego yo decidí correr. Él no me dejaba, yo decía que sí, que sí, que sí. Me salí con la mía y al final aquí estoy", explicó.

"Me han dicho que la gente estaba alucinando" con la conquista del campeonato. "Ha sido en Australia en el lugar más lejos de Talavera. Estoy orgulloso de llevar el nombre de Talavera al lugar más alto en el mundo de la moto".

Para las últimas tres carreras Bautista saldrá, dijo, "a dar el máximo y a divertirme. El trabajo está terminado y no tendré presión. Si podemos optar a la victoria en las tres lucharemos por ello", concluyó.