PSG
Los jugadores del PSG protestan al árbitro alemán Deniz Aytekin y a su asistente tras pitarles un penalti en contra en el Camp Nou. EFE

La inolvidable remontada del Barça ante el PSG no ha estado exenta de polémicas arbitrales en un partido en el que el colegiado señaló dos penaltis a favor del Barça.

La primera acción controvertida del choque llegó con un balón que golpeó en la mano de Mascherano tras un centro de Draxler y que el trencilla, el alemán Deniz Aytekin, decidió no señalar penalti.

Sí consideró que era pena máxima cuando en el minuto 48 Neymar superó a Meunier y el defensa golpeó con la cabeza a Neymar al caerse. Fue el 3-0.

También hubo un posible penalti de Mascherano a Di María con 3-1 en el marcador en una jugada en la que el central pudo haber tocado por detrás a Di Marí cuando este encaraba a Ter Stegen.

Aunque el momento más polémico fue en el tiempo de descuento, cuando Luis Suárez cayó ante Marquinhos, exageró el contacto con el defensa y el árbitro señaló otro penalti que supuso el 5-1, la antesala de la remontada.