Messi ante el Granada
Leo Messi, delantero del Barça, durante el partido ante el Granada. EFE

Otra mágica actuación de Leo Messi dio al Barça tres puntos ante un Granada que nunca se rindió pero que acabó rendido a los goles y la calidad del delantero argentino, decisivo otra vez. Tres puntos que dejan la diferencia con el Real Madrid en solo cinco puntos y la Liga muy abierta.

La visita del conjunto nazarí al Camp Nou parecía un mero trámite y Guardiola aprovechó para dar descanso a varios de sus titulares, como Iniesta, Cesc o Busquets. Y no porque piense que la Liga es imposible, sino por reservar para empresas a priori mayores a algunos de sus jugadores más importantes.

Con 2-2 y media hora por delante, el Granada llegó a soñar con puntuar en el Camp Nou

Cuando a los tres minutos Xavi, tras una cesión de cabeza de Messi, hacía el primer gol de los azulgrana y al cuarto de hora el propio Leo hacía el segundo del Barça de gran volea, todo lo vaticinado parecía cumplirse. Los culés dominaban a placer ante un Granada inexistente y que estaba dejando una pobrísima impresión en su visita al campeón.

Con el 2-0 al descanso, la segunda parte que se presentaba plácida para el Barça con todo el Camp Nou esperando una nueva goleada.

Pero nada más lejos de la realidad, pues el tranquilo y fácil choque que estaba disputando el Barça se complicaba mucho con dos zarpazos del Granada. Una falta lateral bien rematada por Mainz anticipándose a Piqué y un penalti innecesario de Alves que no desaprovechó Siqueira ponían el empate en el marcador ante la incredulidad de todo aquel que estuviera presenciando el partido.

La hora de Messi

Con media hora de juego por delante, el Barça necesitaba marcar para seguir con su persecución liguera al Real Madrid, y en esas situaciones de necesidad es cuando aparece Leo Messi. Un fallo tirando el fuera de juego del Granada lo aprovechaba el argentino para batir con su elegancia habitual con una vaselina a Roberto. Segundo gol del argentino, con el que superaba a César como máximo goleador de la historia del Barcelona. Con 24 años. No hay palabras.

Después, dos genialidades más, una de Iniesta en un pase al hueco que solo vio él y que acabó en gol de Tello, y otra de Messi, regateando al portero y poniendo el balón en la escuadra para completar su hat-trick, finiquitaban el choque para el Barça.

La nota negativa para el Barça, el segundo penalti de Alves a poco del final que le causó la expulsión (se perderá el partido en Mallorca) y que maquilló el resultado para un Granada muy digno en la segunda parte. Pero la Liga está viva, muy viva.

- Ficha técnica:


5 - Barcelona: Víctor Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Adriano (Mascherano, m.46); Keita, Xavi, Thiago (Iniesta, m.72); Cuenca, Alexis (Tello, m.72) y Messi.

3 - Granada: Julio César; Cortés, Mainz, Borja Gómez, Siqueira; Jara (Uche, m.46), Moisés Hurtado (Abel Gómez, m.70), Mikel Rico, Dani Benítez; Martins; e Ighalo (Geijo, m.78) .

Goles: 1-0, m.4: Xavi. 2-0, m.17: Messi. 2-1, m.55: Mainz. 2-2, m.62: Siqueira, de penalti. 3-2, m.67: Messi. 4-2, m.82: Tello. 5-2, m.86: Messi. 5-3, m. 89: Siqueira, de penalti.

Árbitro:
José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Mostró cartulina amarilla a Ighalo (m.8), Dani Benítez (m.34), Keita (m.48), Cortés (m.59), Alves (m.61), Moisés Hurtado (m.63), Borja (m.65), Mascherano (m.88), Geijo (m.90+1) y a Abel Gómez (m.90+3). Expulsó por doble amonestación a Dani Alves en el minuto 88.

Incidencias: Asistieron al encuentro 62.461 espectadores en partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de Primera División. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Estanislao Basora, componente de la delantera del Barcelona de las Cinco Copas.

Antes del inicio del encuentro, las plantillas azulgranas de hockey patines, ganadora de la Copa del Rey, y la de fútbol sala, flamante triunfador de la Copa de España, ofrecieron los títulos a los espectadores en el Camp Nou.