Enrique Cerezo
El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. JORGE PARIS

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y el consejero delegado Miguel ángel Gil Marín ofrecieron una rueda de prensa conjunta para aclarar el estado de las cuentas de la entidad, así como el modelo de gestión empleado para las cuentas de la temporada 2008/09, al tiempo que se mostraron "tranquilos" por los números presentados, pese a acumular una deuda de 200 millones de euros.

Media hora más tarde de lo previsto, los directivos colchoneros, con semblante serio, hicieron su aparición en la sala de prensa del Vicente Calderón.  

"Parece que hay un interés y una alarma social increíble por conocer las cuentas del Atlético, primero queremos aclarar la situación económica y decir que no hay ningún ERE previsto a corto plazo o ni ningún impago a los proveedores", fueron las primeras palabras de Enrique Cerezo.

Parece que hay un interés y una alarma social increíble por conocer las cuentas del Atlético

El consejero delegado rojiblanco también mostró su enfado al ver publicadas las cuentas de la temporada 2008/09. "Son cuentas no aprobadas, no escritas y que no están en el registro público. No me parece ético que unas cuentas no publicadas y revisadas salgan a la luz. No es que me dé vergüenza, pero esto tendría que ser en enero, pero hay que sentirse orgullosos por el incremento patrimonial y por la proximidad al equilibrio presupuestario que estamos consiguiendo en los últimos años", explicó.  

"La deuda neta y real a día de hoy es de unos 200 millones de euros. Mientras que la deuda bancaria a 2008 ascendía a 68,3 millones de euros, pero a 30 de junio de 2009 era de 46 y a día de hoy, el club ha cancelado 26,1 millones de euros, menguando de forma considerable", destacó el consejero rojiblanco.

Defienden el modelo de negocio

Además, explicó cuál es el estado actual de la deuda con los integrantes de la primera plantilla. "Es cierto que la deuda a 30 de junio con el primer equipo ascendía a 61 millones de euros, pero una hora después, el 1 de junio, el Atlético abonó el 70% de sus salarios. La deuda neta a día de hoy con los jugadores es de 7,1 millones de euros y están incluidas las indemnizaciones para esta temporada", subrayó.

Es cierto que la deuda a 30 de junio con el primer equipo ascendía a 61 millones de euros

Por eso Gil Marín, con las cuentas en la mano, aseguró que están "tranquilos" porque tienen los "recursos suficientes" como para poder hacerle frente, destacando que para ello cuentan "con el estadio nuevo pagado, la ciudad deportiva, las plantillas tanto de fútbol base como profesional y el valor de marca y los acuerdos audiovisuales".  

Respecto al modelo de gestión, Gil Marín subrayó que desde hace 4 años tenía "muy claro" cuál era y destacó que este modelo se "basa en tres pilares como son la infraestructura, el área deportiva y la expansión de la entidad". "Gracias a nuestro trabajo no hay embargos, ni proceso judicial, la primera plantilla tiene un valor más que garantizado, tenemos una Ciudad Deportiva en propiedad", dijo.  

Cuestionado sobre sus emolumentos y las informaciones en las que se aseguraba que había subido el sueldo, Gil Marín desveló. "El consejero delegado percibe 900.000 euros brutos. Entre los directivos del fútbol no estaré entre el 'Top 15'", bromeó.

"El mundo del fútbol tiene deudas"

Por su parte, Enrique Cerezo también se mostró tranquilo sobre la estabilidad económica de la entidad. "Hoy el mundo del fútbol tiene deudas, pero nos extraña que todos estén preocupados cuando deberíamos estarlo nosotros de cómo asumirla. No tengo ninguna preocupación por las cuentas del Atlético, no quiero aburrir con números", comentó