El Athletic toca fondo
Fernando Llorente lucha por un balón con David García (derecha) en San Mamés. (Chema Moya / EFE)
San Mamés. 38.000 espectadores.

Athletic Aranzubia; Expósito, Sarriegi, Amorebieta, Casas (Etxeberria, min.57); Murillo, Iraola, Gabilondo (Llorente, min.74), Yeste (Javi Martínez, min.46); Aduriz y Urzaiz..

Nástic Bizzarri; Calvo, César Navas, David García, Mingo; Chabaud (Juan Díaz, min. 78), Morales; Cuéllar, Pinilla (Ismael, min. 83), Portillo y Rubén Castro (Matellán, min. 55).

Goles 0-1 (min. 36): Portillo y 0-2 (min. 71): Pinilla.

Árbitro Ramírez Domínguez (Colegio andaluz). Expulsó a Mingo, por doble amonestación (min. 54) y mostró tarjeta amarilla a Amorebieta y Bizarri.

El Athtletic salió ayer muy tocado de San Mamés, donde cayó ante el Nástic, uno de los dos equipos peor clasificados que los leones, junto a la Real Sociedad, colista. Los de José Manuel Esnal Mané no aprovecharon una ocasión casi única para tomar aire, y se hunden más en la zona baja.

El técnico  vizcaino puso en el once inicial a dos delanteros puros, Rubén Castro y Portillo, y dos buenos suministradores, Pinilla y Cuéllar, en un 4-2-3-1 muy ofensivo. Salieron decididos los locales a sentenciar rápido el choque, pero a sus continuas llegadas les faltaba precisión. Un fuerte viento que pareció aturdir al Athletic hizo acto de presencia en San Mamés. Desde ese momento el Nástic, superado hasta entonces, comenzó a mandar y a llegar al área local.

Portillo fue clave

Ahí empezó a hacerse presente la figura de Portillo que, tras un par de remates fallidos, abrió el marcador.

La segunda mitad comenzó como la primera, aunque con un mayor acoso rojiblanco sobre la meta de Bizarri. Sin embargo, éste y la mala suerte evitaron el empate de los leones en repetidas ocasiones.

Tras siete minutos intensos llegó la expulsión, por dos amarillas, de Mingo. Con ello parecía que el encuentro se iba a decantar a favor del Athletic, que tenía que atacar ante un Nástic al que le tocaba defender y esperar alguna contra.

En esa dinámica se impuso el Nástic, que maniató bien a un rival que, desde que se quedó en superioridad, apenas creó peligro. Para más inri, llegó el 0-2 en un centro de Calvo que remató Pinilla. Desde ese momento, al Athletic se le acabaron las ideas .

Mané: «Porvenir oscuro»

Tras el partido, el técnico del Athlétic, Mané, reconoció que la derrota deja al equipo «con un porvenir oscuro» a falta de disputarse trece jornadas de Liga. «Quedan bastantes puntos, pero los vamos a sufrir. Nuestra reacción tiene que llegar de inmediato. Espero que la derrota no deje huella, que nos abramos un poco las tripas, veamos la situación y reaccionemos», reflexionó el técnico vizcaíno, que admitió «un mal partido» de su equipo.