Athletic y Sevilla juegan distintas Ligas, y ayer se pudo ver en San Mamés, donde el cuadro sevillista pareció jugar a su antojo. Luis Fabiano y Martí marcaron primero y, pese a que Aduriz redujo diferencias, Luis Fabiano sentenció después.