Una árbitra de 18 años, hospitalizada tras ser agredida en un partido de fútbol de juveniles

  • Ocurrió en el partido entre el CD Barrio de la Cruz y el CD Cijuela 2008 de la Tercera Andaluza Juvenil, en Granada.
  • El parte médico de la colegiada, de 18 años: cervicalgia, dorsalgia, policontusiones y magulladuras en el cuello y una crisis de ansiedad.
  • Según el acta, fue una mujer quien la agredió, la llamó "payasa", "gilipollas de mierda" y la amenazó de muerte.
  • El presidente del club local, siempre según el acta, le dijo que "las tías no están capacitadas para arbitrar".
  • La árbitra de 18 años agredida: "Estoy a base de pastillas, muy mal; ahora me planteo dejarlo".
Imagen del campo de fútbol del CD Barrio de la Cruz, en Granada.
Imagen del campo de fútbol del CD Barrio de la Cruz, en Granada.
GOOGLE STREET VIEW

El Sindicato de Árbitros ha denunciado un grave caso de agresión a una árbitra de 18 años en un partido de fútbol de la 3ª Andaluza Juvenil en Granada. La chica tuvo que ser hospitalizada.

Los hechos ocurrieron en el partido entre el CD Barrio de la Cruz y el CD Cijuela 2008. Según el acta, al acabar la primera parte, la árbitra empezó a ser increpada por una aficionada del Barrio de la Cruz: "Payasa, eres una gilipollas, pedazo de tonta". Al mirarla para identificarla, la mujer "se dirigió hacia mí con ánimo de agredirme, tendiendo que ser sujetada por los demás aficionados".

En la segunda parte, prosiguieron los insultos. Al acabar el partido, "la misma aficionada se dirigió a mí en los siguientes términos, con los brazos en alto y con voz en grito haciendo aspavientos: 'Cucha (sic) la gilipollas de mierda, pero me está mirando y se ríe, pues ahora te voy a matar'. Acto seguido se dirigió a mí golpeándome el cuello, agarrándome del mismo y zarandeándome en varias ocasiones. Tuve que ser sujetada por varias personas ya que sufrí un fuerte mareo como consecuencia de esto".

Prosigue el acta: "Con la ayuda del delegado de campo local logro llegar a mi vestuario donde rompo a llorar fruto de la agresión y sufro una crisis de ansiedad. Pido al delegado de campo que me identifique a la agresora y llame a las fuerza del orden público teniendo que ser resguardada en todo momento en mi vestuario, ya que los insultos hacia mi persona desde el exterior no cesaban por parte del acompañante de esta señora". Fue entonces cuando hizo acto de presencia el presidente del CD Barrio de la Cruz: "Llega a mi vestuario mientras seguía llorando diciendo: 'Esta tía no está capacitada para arbitrar'. Luego se reafirma diciendo: 'Bueno, las tías no están capacitadas para arbitrar', riéndose a carcajadas".

La agresora no pudo ser identificada por la Policía, porque cuando llegaron, se había ido, aunque el delegado de equipo la identificó como la madrastra de uno de los jugadores. La colegiada fue trasladada al hospital de Traumatología de Granada, pero aún no acabó la cosa, porque la árbitra se volvió a encontrar con el presidente del Barrio de la Cruz, que le dijo: "Vaya, vaya cuento".

Según el Sindicato de Árbitros, la colegiada deberá llevar collarín durante tres días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento