Luis Aragonés, seleccionador español, destacó después de la victoria frente a Grecia, vigente campeona de Europa, que la actitud de sus jugadores en un terreno de juego en tan malas condiciones fue "extraordinaria".

"Todo el mundo sabe que era un campo con muy pocas posibilidades de jugar bien. Todos hemos hecho un esfuerzo. Además, hemos tenido la fortuna de que no ha habido ningún lesionado", añadió Aragonés.

Todo el mundo sabe que era un campo con muy pocas posibilidades de jugar bien.

El seleccionador español dijo que los dos goles del equipo griego fueron fruto "de un par de desajustes" defensivos. "Pero nos levantamos y se jugó bien para ganar a un rival complicado, porque Grecia es un buen equipo", resaltó.

El autor de dos de los tantos, el valencianista Silva, aseguró que "siempre es muy bonito marcar y más con la selección. Nos costó un poco al principio porque ellos salieron fuertes, pero el equipo ha sabido reaccionar, que es lo importante, en un campo que estaba mal".

Silva, espectacular 

Por su parte, el centrocampista español Cesc Fábregas, futbolista del Arsenal inglés, y autor del pase del gol de la victoria de la selección en Grecia en el último minuto (2-3), ha asegurado que "el movimiento de Silva ha sido espectacular".

"El movimiento de Silva ha sido espectacular. Estaba mirando para un lado, pero me ha llamado y, gracias a que el campo estaba blando, he podido levantar el balón por encima de la defensa", explicó Fábregas.

"Se trata de ayudar al equipo a ganar. Hemos demostrado mucha actitud y clase y al final hemos conseguido la victoria", añadió.

Por su parte, el defensa griego del Atlético de Madrid Giourkas Seitaridis, lamentó el estado del campo: "Es una vergüenza, no tengo palabras, pero los jugadores no podemos hacer nada".