España APLASTA a la campeona mundial
Albert Rocas intentando superar de penalti al portero alemán Fritz (EFE).
Después del tropiezo inicial ante Hungría (28-35), la selección española de balonmano ha reaccionado a la perfección en el Europeo de Noruega y, tras resurgir ante Bielorrusia (31-36), ayer aplastó sin piedad a Alemania, la actual campeona del mundo, certificando así su pase a la segunda fase del campeonato y la venganza de su polémica eliminación en el pasado mundial. España demostró que no se le ha olvidado practicar el juego que le llevó a lograr en tres años un oro mundial y una plata europea. La igualdad al descanso (12-12) se rompió nada más arrancar la segunda parte gracias a una gran defensa que desquició al combinado alemán y a la efectividad del extremo del Barcelona Juanín García, que acabó con ocho tantos.