Álvaro Robles ha roto un techo más para el deporte español. El onubense y su pareja de juego, el rumano Ovidiu Ionescu, se han clasificado para la final del Mundial de tenis de mesa que se está disputando en Budapest, en la modalidad de dobles masculino, tras derrotar a los portugueses Tiago Apolonia y Joao Monteiro en un vibrante partido (4-3).

Tras imponerse en el partido de cuartos de final por un cintundente 4-0 a los suecos Mattias Falck y Kristian Karlsson, Robles aseguró  la primera medalla española en un Mundial de este deporte. No obstante, este viernes ha ido un paso más allá al meterse en la pelea por el oro tras dar la campanada ante los teóricos favoritos.

"Toca seguir soñando. Tenemos un partido de semifinales donde vamos a tener nuestras opciones y sólo me queda agradecer a toda España y a nuestra federación todo el trabajo que estamos haciendo y nuestro proyecto para seguir mejorando", expresaba en declaraciones para el Consejo Superior de Deportes tras asegurar la medalla española.