Fernando Alonso
Fernando Alonso sonríe en Bahrein. Felix Heyder / EFE

El piloto español Fernando Alonso (Renault R29) sufrió una bajada de tensión al finalizar el Gran Premio de Bahrein porque la bomba del agua para beber que tiene en el monoplaza se estropeó y no pudo hidratarse durante la carrera.

Alonso perdió cerca de tres kilogramos durante la prueba, que se disputó a casi 40 grados centígrados en un circuito construido en el desierto.

El equipo Renault ha informado de que el piloto está completamente recuperado y que su bajada de tensión se debió a un problema mecánico que impidió el correcto funcionamiento del artilugio para beber agua que lleva instalado en su monoplaza.

Ya le sucedió algo similar en el GP de Malasia en dos ocasiones, en los años 2003 y 2005.