Fernando Alonso.
Fernando Alonso, archivo. AGENCIAS

El piloto español Fernando Alonso ha sufrido un leve accidente en un avión privado, aunque todo ha quedado finalmente en un susto.

El jet privado en el que viajaba piloto ha roto una de sus alas mientras se disponía a efectuar la maniobra de despegue, según informa el diario italiano Corriere della Sera.

El ala del avión tocó un edificio antes del despegue

Según las informaciones, además de Alonso, en el jet privado permanecían su mujer, Raquel del Rosario, la hermana de ésta, Marta del Rosario y su marido, Ander Astrain. El ala derecha del avión chocó contra un edificio, lo que provocó que el piloto perdiera el control.

Todos los ocupantes, Alonso y el resto de sus acompañantes, no sufrieron daño alguno, solamente la mujer del piloto quedó algo conmocionada. Ahora, todos se encuentran camino de España en otro vuelo privado.

Los dos matrimonios se disponían a viajar hacia España, procedentes de Kenia, donde habían pasado su nochevieja junto a Briatore.

Declaraciones contradictorias

Las reacciones de su entorno están siendo contradictorias. La jefa de prensa de Renault, Patrizia Spinelli, declaró al diario El Mundo que el suceso se había quedado en un "pequeño susto" y que el piloto y todas las personas que iban en la avioneta "salieron por su propio pie" del aparato.

Por su parte,  Luis García Abad, representante del piloto español Fernando Alonso, señaló que "no se puede calificar de accidente" lo vivido por el bicampeón mundial en su regreso de Kenia.

No se puede calificar de accidente

"Al parecer le dieron un golpe al avión mientras lo aparcaban. Y Fernando ni siquiera estaba dentro del aparato", relató a Efe.

"No le dimos la menor importancia y por eso nos sorprende este revuelo. No se puede calificar de accidente", agregó el representante de Alonso, que ahora está volando de regreso de unas vacaciones en Kenia.