Fernando Alonso sigue afinando la puesta a punto de su Renault R28 en el circuito de Cheste, donde ayer mejoró en casi un segundo (956 milésimas) el tiempo que había marcado el día anterior. El piloto asturiano paró el crono en 1:12.360 y dio un paso adelante en la evolución de su recién estrenado R28.

El Renault de Alonso, sexto monoplaza más rápido de la jornada, se quedó a sólo 282 milésimas del McLaren de Lewis Hamilton (1:12.076) y a medio segundo del Ferrari de Kimi Raikkonen (1:11.850).

Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer para que se cumplan los pronósticos del director de Renault, Flavio Briatore, que no dudó en señalar a su equipo como candidato al título.

Prueba de ello es el excelente tiempo que logró el McLaren de Heikki Kovalainen, al batir el récord de Cheste con un motor V8 (1:11.000). Segundo fue el Ferrari de Massa (1.11.662 ). Hoy seguirán los ensayos, aunque Alonso cederá su volante a Nelsinho.

Así les fue a los favoritos

Lewis Hamilton: El inglés se estrenó ayer en Cheste con el cuarto mejor tiempo, pero le sigue costando adaptarse a la conducción sin control de tracción. Su socio, Kovalainen, le sacó más de un segundo.

Fernando Alonso: Acabó ayer su participación en Cheste mejorando en casi un segundo su tiempo del martes. Alonso demostró que su Renault R28 no está tan lejos de McLaren y Ferrari como se temía antes de empezar la pretemporada.

Kimi Raikkonen: El finlandés fue ayer tercero y también mejoró su tiempo del martes en 871 milésimas. Los Ferrari  han demostrado ser los monoplazas más constantes. Están un peldaño por encima del resto.