El asturiano Fernando Alonso por fin se ha vestido de rojo 'Ferrari', su nuevo equipo, en la tradicional reunión anual en la nieve de los miembros de Ducati y Ferrari en Madonna di Campiglio, que precede al arranque de la temporada 2010.

El bicampeón, que llegó en helicóptero a la cita, sonrió en todo momento y disfrutó del encuentro con sus compañeros Felipe Massa, totalmente recuperado de las lesiones ocasionadas en el accidente del último Gran Premio de Hungría, y Giancarlo Fisichella, y los miembros del equipo Ducati, Nicky Hayden y Casey Stoner.

Alonso, que firmó con la escudería italiana por tres temporadas, realizará este martes las diferentes actividades sobre la nieve, como viene siendo habitual en las reuniones del equipo italiano, y será aquí, en los Alpes, donde dé comienzo definitivamente la era del asturiano en Ferrari.