Fernando Alonso
Fernando Alonso, pensativo. REUTERS

El español Fernando Alonso, que terminó en la cuarta posición en el Gran Premio de Brasil, que ganó el australiano Mark Webber (Red Bull), ha afirmado que 2011 fue un año "espectacular", a pesar de poner a la temporada una calificación de entre 5 y 6 .

"Este año fue espectacular e irrepetible en muchos aspectos, con salidas espectaculares, paradas geniales, maniobras y adelantamientos espectaculares como el de hoy. Por tanto el año en sí ha sido fantástico y esta carrera resume todo eso en general", señaló Alonso al hacer un balance de la temporada.

Cuarto en el campeonato que dominó de principio a fin, por segundo año consecutivo, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), Alonso fue uno de los principales protagonistas de la última prueba del año, pero se quedó sin el premio del podio, que pareció siempre a su alcance.

Sobre la revancha que se tomó Button, Alonso apuntó que después del desempeño de su coche durante el año y la previsión de una jornada de lluvia, diferente del calor y la pista seca con los que se corrió el Gran Premio de Brasil, no sintió "nada especial" al ser rebasado por el británico.

No cometer prácticamente ningún fallo y extraer el máximo del coche

En cuanto a la calificación de la temporada, el español comentó que la "nota de la temporada es como lo dijo el presidente hace una semana, un 5 ó un 6. Para Ferrari ganar una carrera en la temporada (con él en el Gran Premio de Gran Bretaña) es demasiado poco en un campeonato entero. Y no luchar por el campeonato es demasiado poco".

"No cometer prácticamente ningún fallo y extraer el máximo del coche todos los fines de semana y si repitiésemos algo parecido el año que viene con un coche cinco veces más rápido que éste tendríamos muchas opciones de ganar", subrayó Alonso con vistas a la próxima temporada.

La corrección del "túnel del viento" en el monoplaza, que según Alonso llevó a Ferrari a perder el año 2011, fue "lo más positivo, para corregir", en el año venidero.

"Hay la sensación de que fue un mal año por la exigencia extrema a Ferrari y hacia mí, pero tenemos ver lo que hicimos con este coche menos competitivo", puntualizó.