Alonso esconde su as
Fernando Alonso, escoltado por dos empleados de seguridad en el circuito de Montmeló.(Reuters)
Fernando Alonso no pudo plantar cara ayer a McLaren y Ferrari en la primera de las tres jornadas de entrenamientos previstas para esta semana en Montmeló. Sin embargo, el asturiano todavía no ha dicho la última palabra porque Renault guarda en el box las últimas evoluciones aerodinámicas del R28.

Será hoy, si la lluvia lo permite, cuando Alonso estrenará estas modificaciones que afectarán a la parte trasera del monoplaza y que deberían acercarle a los tiempos de las dos grandes escuderías.

La jornada de ayer arrancó con una intermitente lluvia que alteró los planes de Renault. No era un buen día para ir de estreno y el equipo prefirió aplazar un día el montaje del nuevo alerón trasero.

«Dedicamos la sesión a realizar paradas en boxes y simulación de carrera. Es importante que el equipo esté preparado para la primera carrera de Australia», explicó Alonso. Su ingeniero-jefe, Christian Silk, apuntó que será hoy cuando Renault desarrollará «el programa principal» previsto para estos tests.

La jornada de ayer estuvo dominada por el McLaren de Lewis Hamilton, que superó por muy poco a los Ferrari de Kimi Raikkonen y Michael Schumacher. El heptacampeón mundial, ya retirado, volvió a ponerse el mono de competición para demostrar que a sus 39 años sigue en forma. Alonso finalizó séptimo, por detrás de los McLaren, los Ferrari y los Williams, pero por delante de los dos BMW.