Fernando Alonso
Fernando Alonso realiza entrenamientos de pretemporada en el circuito de Jerez. EFE

Está claro que este no está siendo el año del piloto asturiano Fernando Alonso. Noveno clasificado en la general, se enfrenta con poca ilusión al GP de Alemania, que se desarrollará este fin de semana: "El circuito de Nurburgring no es el más apasionante del año, pero es un buen sitio para ir a correr, puesto que la pista tiene un poco de todo y el coche tiene que trabajar bien en cada una de las distintas zonas de recorrido", ha explicado en el comunicado de su escudería.

"Hay curvas muy rápidas en donde se necesita tener mucho agarre y otras más lentas en donde es necesario disponer de buena estabilidad en la frenada y tracción para salir deprisa", explicó Alonso sobre el trazado de Nurburgring.

Este año es más difícil dar un gran paso adelante

Fernando Alonso confirmó que para Alemania tienen "algunos nuevos elementos con los que esperamos que mejore nuestra situación y que nos permita conseguir puntos en la carrera, pero también somos conscientes de que los demás equipos también habrán mejorado".

Además, el doble campeón del mundo de Renault reconoció que tiene que trabajar con las salidas puesto que "si perdemos mucho terreno en la primera vuelta es muy difícil recuperarlo".

Respecto a esta temporada, reconoció que "he tenido algunas luchas divertidas, especialmente con Lewis (Hamilton), pero prefiero pelear en las posiciones de cabeza", lamentó.

"La posición en la que nos encontramos ahora es similar a la del pasado año, aunque este año las diferencias entre los equipos son mucho más estrechas y por eso más difícil dar un gran paso adelante", explicó.

"Si puedes encontrar tres o cuatro décimas de segundo puedes conseguir una enorme diferencia y avanzar cinco o seis posiciones en la formación de salida y en ese sentido es en el que ahora mismo trabaja el equipo, el mágico componente que nos dé ese gran empujón", manifestó Alonso, que reconoció que "no será fácil encontrarlo".