"He venido porque creía que podía jugar. He estado en el 'Top 10', y tengo más de diez millones dólares. No he venido a jugar por 50.000. Esta no es la razón", dijo Almagro tras retirarse por lesión ante el francés Jeremy Chardy cuando iba perdiendo 4-0.

Además, explicó que ha estado intentando jugar durante la semana, pero que se sometió a una resonancia magnética y que "el resultado no fue bueno". "He sentido el problema de nuevo sobre la pista y he tenido que retirarme", sentenció.

Posteriormente, Almagro indicó en un comunicado en sus redes sociales que la pregunta sobre si había jugado por dinero le había parecido algo "tremendamente ofensivo". "A día de hoy y en mis 15 años de carrera he jugado por pura ambición por ganar", añadió.

"Además y puesto que estoy esperando que nazca mi primer hijo para febrero, la siguiente gira faltaré a varios torneos por lo que para mí era muy importante tratar de conseguir algún punto y por eso jugué, como he jugado en muchas ocasiones en mi carrera, con dolor", zanjó el español.