El miércoles, en la Copa. En Alicante guardan la calma antes de la visita del Real Madrid, en el choque que medirá a ambos equipos. La visita del líder de la Liga no ha cambiado los planes del equipo alicantino, que ayer gozó de un día de descanso.

Para ese partido ante los de Schuster, el Alicante recupera al defensa central Germán Rojas. Germán no pudo disputar el partido que el domingo enfrentó al Alicante con el Atlético Gramenet después de que el Comité de Competición le sancionara con un partido de castigo por acumulación de cinco amonestaciones.

La disponibilidad de Germán supone un alivio para el técnico José Carlos Granero, quien debió de improvisar una defensa frente al Gramenet ya que la ausencia de Germán se unió a la del lesionado Jesús Mario Merino, por lo que Urbano Santos era el único central disponible en la plantilla. De esta forma, Germán y Urbano podrán ocupar el eje central de la defensa en el partido del año para el equipo.