La vuelta, el día 11. El presidente de la entidad, Antonio Solana, afirmó ayer que el primer partido «es un desplazamiento cercano y a nuestros aficionados les pondremos autobuses para que vayan a animar al equipo». En caso de victoria, el Alicante se jugará una plaza en Segunda con el ganador de la eliminatoria entre la Ponferradina y el Universidad de Las Palmas.