'Fútbol: Fenómeno de fenómenos'
Portada del libro 'Fútbol: Fenómeno de fenómenos', de Francisco Alcaide (editorial LEO).

El fútbol es el rey de los deportes a nivel mundial, pero tal vez no somos conscientes de hasta qué punto afecta a la economía mundial, a las relaciones sociales, a los movimientos culturales y hasta a nuestra formación como personas y profesionales. Estos aspectos y alguno más los analiza Francisco Alcaide en su libro Fútbol: Fenómeno de fenómenos (LID Editorial, bajo su sello Leo).

¿Cómo se gestó "Fútbol, fenómeno de fenómenos"?
En 2003 estaba inmerso en un proyecto de consultoría para clubes de fútbol y en paralelo desarrollaba mi tesis doctoral sobre los nuevos modelos de gestión de los clubes y SAD en una época que empezaban a profesionalizarse y modernizarse. Empecé a investigar, leer y charlar con mucha gente del sector y me quedé sorprendido de todo lo que fui descubriendo. Llegué a la conclusión de que no hay ningún fenómeno en el mundo con la capacidad de impactar en tantos ámbitos al mismo tiempo y de manera tan internacional, y pensé que merecía la pena poner por escrito todo lo que me había descubierto.

Al comenzar el libro cita a Jodorowsky: "El fútbol tiene que estar aportando algo a la humanidad". Según sus investigaciones, ¿qué le aporta?
Mucho y en todos los ámbitos. Desde el punto de vista económico, cada año genera para nuestra economía 9.000 millones de euros entre efectos directos e indirectos; el Estado ingresa unos 1.000 millones de euros y da empleo a más de 80.000 personas. Desde el punto de vista solidario,presta su apoyo a todo tipo de causas (pobreza, droga, violencia de género, la paz...). Y desde el punto de vista educativo, como el deporte en general, es la mejor herramienta pedagógica que existe. Uno aprende mientras juega y se divierte valores como el trabajo en equipo, la solidaridad, el compañerismo, el esfuerzo, la disciplina...

El fútbol da en España trabajo a unas 80.000 personas

¿Por qué atrae a nivel mundial y entre todas las clases sociales? Algo que no han conseguido ni baloncesto, rugby, béisbol, tenis.
El fútbol es el deporte más democrático que existe. En cualquier momento y en cualquier lugar se puede organizar un partido de manera improvisada, cosa que no ocurre con otros deportes. Basta un par de camisetas para cada portería, unos para un lado y otros para el otro y algo redondo. Di Stéfano jugaba con papel de periódico arrugado metido en medias de mujer; Pelé con una naranja; y Eto'o con bolsas de plástico unas dentro de otras. 

Uno aprende mientras juega valores como el trabajo en equipo, la solidaridad, el compañerismo, la generosidad, la aceptación de la derrota, la disciplina...

En las universidades, cada vez hay más cursos de postgrado centrados en el fútbol... ¿por qué?
El fútbol no ha variado respecto al pasado, pero sí su envoltorio. El desarrollo de las comunicaciones ha incrementado el impacto del fútbol en la sociedad y sus posibilidades de negocio. Junto a la parcela deportiva cada vez tiene más importancia la económica, lo que obliga a contar con buenos profesionales en todas las áreas de gestión (marketing, financiera, recursos humanos...) y la formación es algo esencial.

¿Se llegará a estudiar en el colegio o el instituto el fútbol, más allá de las reglas de juego en las clases de educación física?
Creo que entender el "fenómeno fútbol" ayuda a descifrar y comprender mejor nuestras sociedades y, en este sentido es interesante estudiarlo, aunque desde el punto de vista académico me parece más útil utilizarlo como método o instrumento de aprendizaje. 

En la Eurocopa se podía ver, en horario laboral, cómo los bares con tele se llenaban... ¿por qué esa permisividad con el fútbol?Francisco Alcaide
Dado que el fútbol es un gran fenómeno social, si no existiese una cierta permisividad, la gente encontraría "artimañas" para ausentarse del trabajo durante las horas de partido. Lo mejor es asumirlo y buscar alternativas para compensar ese coste. En Brasil el 80% de las empresas permite a sus empleados salir del trabajo antes de tiempo para ver a su selección.

En Brasil el 80% de las empresas permite a sus empleados salir del trabajo antes de tiempo para ver a su selección

En su libro deja constancia de cómo afecta a la productividad, los horarios laborales... pónganos algún ejemplo curioso.
El Corte Inglés, la séptima empresa por facturación de nuestro país, sólo ha adelantado el cierre de sus tiendas en tres ocasiones: en 1997, cuando fue el asesinato de Miguel Ángel Blanco, para que sus empleados asistieran a la manifestación; en el 11-M de 2004, por el mismo motivo; y durante la final de la Eurocopa de 2008 entre España y Alemania. Además, ese mismo día el 30% de los teatros de Madrid cerró sus puertas.

¿Qué otros hábitos cambia el fútbol?
Hasta los religiosos. Durante el Mundial de Francia 98, el Papa Juan Pablo II, sorprendido ante el descenso en el número de fieles concentrados en la Plaza de San Pedro del Vaticano un domingo de julio en el que se disputaba un partido del campeonato, mostraba su descontento por este motivo y hacía una llamada a los católicos a no perder las buenas costumbres recordándoles que "el domingo es el día de Dios y no del fútbol".

Desde hace años ha aumentado la presencia de mujeres, chicas y niñas en las gradas... ¿a qué cree que se debe?
Es la consecuencia lógica del proceso de evolución y democratización social al que hemos asistido en las últimas décadas. A medida que una sociedad se desarrolla, las diferencias y discriminaciones tienden a desaparecer. Además, si el fútbol tiene un protagonismo importante en nuestra sociedad, y la sociedad la componen hombres y mujeres, es normal que ambos participen de ese fenómeno. Junto a ello se puede decir que los futbolistas cada vez acaparan más portadas como iconos de las firmas de moda y publicidad que hacen que más mujeres se interesen por este deporte.

Los jugadores, por otra parte, se han convertido en estrellas de la prensa rosa, en modelos más que ocasionales, los hay embajadores de causas solidarias... son los héroes actuales y los ídolos de los jóvenes ¿no tiene el marketing gran parte de culpa?
Si el fútbol es el "fenómeno de fenómenos", es normal que sus principales protagonistas, los jugadores, sean el centro de atención de los medios de comunicación, de las firmas de moda o las empresas de publicidad. Lo que hace el marketing como herramienta empresarial es amplificar su impacto entre la población.

Todos los productos tienen su ciclo de vida, sin embargo, el fútbol parece que nunca se agota y sobrevive a todo

¿Estamos en la época del "homo futbolisticus"?
Es una etiqueta interesante para definir lo que el fútbol representa en la sociedad y en la vida de muchas personas. Que 90.000 personas asistan a la simple presentación de un jugador parece que justifica este término. Todos los productos tienen su ciclo de vida, sin embargo, el fútbol parece que nunca se agota y sobrevive a todo: cambios de tendencias, llegada de la televisión, internet... Su capacidad de seducción es inmensa y no hay nada capaz de acabar con él.

Contratos multimillonarios, magnates árabes y rusos que compran clubes históricos... ¿no se ha perdido un poco la esencia del fútbol?
Quizás si se ha perdido cierto "romanticismo", pero es algo que sucede también en otros ámbitos de la vida. No es fácil mantener el espíritu romántico cuando las cifras que se mueven son tan elevadas. Hay intereses de patrocinadores, marcas deportivas, televisiones, etc, que ayudan al desarrollo del sector pero al mismo tiempo añaden presión a los clubes y no es fácil conciliar la parcela deportiva con la económica. A pesar de todo, la fidelidad y lealtad de los aficionados con su equipo es incondicional y permanece invariable siempre.

Cuando se manejan cifras como 94 millones de euros por un futbolista ¿el mundo se ha vuelto loco, el fútbol es menos deporte y más negocio o qué está sucediendo?
Esta cuestión hay que apuntar varias cosas: Primero, que esa cifra hace referencia al fichaje más caro en la historia del fútbol. Segundo, que siempre se habla de los futbolistas como millonarios, pero no todos los futbolistas son Cristiano Ronaldo. Tercero, que tampoco se dice que en otros deportes (Golf, Fórmula 1...) los mejores pagados cobran más que los futbolistas y que en otras profesiones (actores, cantantes, etc) sucede lo mismo. Cuarto, que desde el punto de vista económico, nada es caro o barato en función del coste sino de la rentabilidad.   

La profesionalización y modernización del fútbol es algo reciente, y aunque avanza rápido, creo que las posibilidades son amplias

¿En qué está afectando la crisis al fútbol?
Una crisis mundial como la que estamos viviendo afecta, de manera directa o indirecta, a todos, y también al fútbol. Al hablar del fútbol inmediatamente nos viene a la cabeza el Real Madrid, cuando entre Primera y Segunda División hay 42 equipos, la mayoría sin las posibilidades de marca y generación de negocio que el club merengue. La crisis económica que afecta a muchos ciudadanos también acaba repercutiendo a los clubes (baja la venta de merchandising, la asistencia al estadio se reduce y la renovación de abonos se resiente...).

¿Queda aún mucho por inventar en el negocio del fútbol?
Los únicos límites al desarrollo de cualquier negocio están en la creatividad, y la creatividad es infinita. La profesionalización y modernización del fútbol es algo reciente, y aunque avanza rápido, creo que las posibilidades son amplias. Lo estamos viendo en los últimos días con la intención del Real Madrid de que los partidos se televisen a las 15.00 horas porque eso supondría llegar a un público objetivo de telespectadores más amplio (en China, Corea, Japón...).