Aitor González, con unos kilos de más, a su llegada a los juzgados de Alicante
Aitor González, con unos kilos de más, a su llegada a los juzgados de Alicante (EFE). Manuel Lorenzo / EFE
El ex ciclista Aitor González, juzgado este martes en Alicante por un presunto delito contra la seguridad del tráfico al conducir supuestamente
bajo los efectos del alcohol y la cocaína, aseguró que el día de los hechos sólo había tomado "dos copas" y que nunca ha ingerido cocaína.

González, ganador de la Vuelta a España en 2002, está retirado desde hace dos años de la competición oficial tras haber dado positivo por consumo de esteroides anabolizantes en la Vuelta a España 2005.

Durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia, el fiscal solicitó para González la retirada del carné de conducir durante un año y un mes y una multa total de 840 euros, mientras que la defensa pidió su absolución.

Diferentes versiones

Los hechos ocurrieron el pasado 21 de julio cuando el acusado circulaba con su vehículo por Alicante, si bien las circunstancias difieren en las versiones aportadas por González y por la Policía Local.

Un agente de la Policía relató que el ex ciclista circulaba la madrugada por la rambla de Méndez Núñez y se saltó dos semáforos en rojo e invadió el carril contrario al adelantar a cuatro vehículos que se encontraban parados.

La fiscalía pide la retirada del carné de conducir y una multa de 840 euros

A continuación, la Policía inició una persecución hasta que González fue detenido en un control de alcoholemia rutinario, en el que dio positivo con 0,41 miligramos por litro de aire expirado y según el agente, el ex ciclista "olía a alcohol, tenía las pupilas contraídas y mostraba una actitud desafiante".

En el Hospital General de Alicante se le hizo la prueba de contraste con un resultado de 0,87 gramos de alcohol por litro de sangre y una de estupefacientes que dio positivo por cocaína.

Por su parte, González, quien negó que fuera perseguido por la Policía, aseguró que después de someterse al control de alcoholemia fue trasladado a la comisaría donde le realizaron otra prueba cuyo resultado fue de 0,39 y que, al no estar conforme con el resultado, porque sólo tomó "dos copas", solicitó un análisis de contraste.

"No había ingerido cocaína ni ese día ni en mi vida", indicó hoy el ex ciclista, quien reconoció que unas semanas antes estuvo en una fiesta con gente que consumía esta sustancia y dijo que quizá le pusieron algo en la bebida.