Antonio Adán, meta del Betis, fue uno de los protagonistas del llamado tercer tiempo de la victoria del Betis en el Sánchez Pizjuán, ante el eterno rival, en el derbi.

Los verdiblancos celebraban el triunfo en el autobús cuando Aán entonó un cántico en el que decía: "¡Mi novia es sevillista y es una puta más!".

Tras el revuelo creado en la ciudad andaluza, posteriormente pidió disculpas a través de las redes sociales.

"En ningún momento tuve la intención de ofender a nadie y pido disculpas a quien se haya podido ofender. Fue un gesto desafortunado en la celebración con mis compañeros", publicó el meta bético.