Chema Martínez
Chema Martínez, en una imagen de archivo. JORGE PARÍS

La Federación Española de Atletismo ha declinado hacer comentarios sobre la resolución del Comité de Competición que exculpa a Alemayehu Bezabeh de tentativa de dopaje en relación con la Operación Galgo.

"Acatamos la decisión y no hacemos comentarios", declaró a EFE un portavoz de la Federación.

Bezabeh, plusmarquista español de 5.000 metros, ha sido absuelto de tentativa de dopaje por falta de pruebas suficientes que acrediten una conducta infractora.

No puedo decir la mitad de lo que pienso porque si lo digo, no vuelvo a correr en mi vida

A pesar del silencio de la Federación, un 'colega' de profesión como Chema Martínez sí que ha querido mostrar su opinión. En su Twitter, el atleta dice: "Lamentable, bochornosa... la decisión de la rfea de absolver a bezabeh alemayehu en su "tentativa de dopaje". Tolerancia 0 con tramposos!".

Jesús España, actual subcampeón de Europa de 5.000 metros, considera que en el atletismo español "todo vale", en referencia a la absolución de Alemayehu Bezabeh, y aseguró que no puede decir todo lo que piensa sobre el caso porque si lo hiciera no volvería a la selección.

"No puedo decir la mitad de lo que pienso porque si lo digo, no vuelvo a correr en mi vida. Hay un Comité Técnico de selección que elige a los que les da la gana y no conviene ponerse a mal con ellos. Lo que está pasando me parece surrealista", declaró el fondista madrileño

Bezabeh, contento

Alemayehu Bezabeh, por su parte, está "contento, ilusionado y dispuesto a volver a ser el que era", según fuentes cercanas al atleta, que permanecerá dos meses entrenándose en su país de origen, Etiopía.

"Va a seguir su plan normal de entrenamiento en Etiopía y en mayo regresará a España para la temporada de pista. Está ilusionado con volver a correr y ponerse a disposición de la Federación Española", indicaron a EFE las mismas fuentes.

El entorno del plusmarquista español de 5.000 metros considera que el atleta "ha actuado en todo momento impecablemente y por eso la justicia le ha declarado inocente, pero lamentablemente hay esa otra justicia paralela que está haciendo mucho daño".

Bezabeh tuvo que regresar a su país de origen al no poder competir, por precaución, mientras se resolvía el expediente disciplinario que le abrió el Comité de Competición y serle congelada la beca. "En Etiopía es más barato vivir. Ahora tiene una esposa y una hija y tiene más responsabilidades. En España no habría podido vivir en esas condiciones".