«He aborrecido el fútbol por vivir sobre una peña del Barça»
Gálvez (izda.), junto con su compañero y amigo Joan Llaneras.(Efe)
Qué buenos son dos títulos mundiales en el palmarés...

Este último lo he vivido más por mi amistad con Llaneras. Ganar en Burdeos era casi como hacerlo en casa.

¿Es más fácil correr con Llaneras o con Valverde?

Buff... Llaneras es mi media naranja sobre la bici, pero Valverde es de los mejores ciclistas del mundo.

¿Valverde ganará un Tour?

No tiene que demostrar nada. Para mí, es favorito.

¿Cuándo le dio por la bici?

Viene de familia, pues mi padre competía. Yo comencé a montar a los diez años. Además, mi hermana Deborah también compite. A sus veinte años ya ha sido subcampeona de Europa en pista.

¿Velódromo o carretera?

En forma, se disfruta en todos los terrenos.

Isaac, en hebreo, significa ‘el que hará reír’...

Pues alguna vez me han preguntado si me pasaba algo, porque dicen que doy la impresión de estar de mala leche.

Usted ‘trabaja’ con la velocidad, que es la causa principal de muchos accidentes...

Los despistes, llámese un cigarro, el móvil o la radio, también provocan muchos. Además, hay gente que no está bien preparada para conducir. Muchos muertos son acompañantes, ciclistas...

«Precaución, amigo conductor», que decía la canción...

Yo reconozco que, cuando puedo, voy rápido.

¿Y no le da miedo el radar?

Me parece que sólo están puestos para recaudar. Se usan y la mortalidad no baja.

Alguna multa habrá caído...

Sí. También algún problema con la Guardia Civil.

Son buenos tiempos para ser futbolero en Barcelona...

Yo cada vez soy más antifútbol. Vivo encima de una peña barcelonista y lo he acabado aborreciendo.

¿Y un oro olímpico?

No se puede rechazar. Pero en los Juegos de Sydney saqué la conclusión de que hay demasiados intereses de otro tipo.

Entrevista completa en... www.20minutos.es