Metrobús o coche oficial

'En bus ves por dónde vas’. Este es el eslogan de una campaña publicitaria de la EMT de hace años.

‘En coche oficial se va fenomenal’. Es el nuevo lema que le sugiero al consejero de Transportes. ¿O es que él sí usa el transporte público, pero solo compra billetes sencillos de Metro o autobús?

El patinazo que tuvo José Ignacio Echeverría, negando en sede parlamentaria la existencia del metrobús, no tiene precio. Lo puede disfrazar de lapsus, pero no es de recibo que lo confunda con el bonobús, que desapareció hace 13 años.

Propongo que –ya que no va a dimitir por tal desliz, como pide la oposición– haga penitencia. Sea así: que hasta el domingo de Resurrección vaya andando a trabajar todos los días, que en cada quiosco que se encuentre compre un metrobús (9,30 eurillos de na, por si no se acuerda del precio), que al llegar a la Asamblea regale un metrobús a cada uno de los compañeros del PP que le jalearon cuando erraba en el escaño.

Y que cuando todos ellos tengan ya su bonito metrobús, lo usen una semana para desplazarse en metro o en autobús, saludando a sus votantes y a los que no lo son.

Lo mismo hasta le cogen el gustillo y se terminan comprando un abono transportes. Porque estos también existen, ¿no?

 

Puedes seguirme en Twitter: @jaijime