La bendición del zapeo

Podría estar horas viendo programas de zapeo, de esos que te ponen cortes de lo mejor que se ha podido ver en la tele.

Aunque parezca mentira, estos espacios hacen una gran función social, porque nos enseñan lo que dan en otros canales, muchos de los que no solemos ver, ya sean autonómicos, de la TDT o extranjeros. Grandes programas han dado el salto a la televisión nacional gracias a que la gente los conoció y se hicieron populares por los fragmentos que se emitían en estos programas resumen.

Es el caso de Vaya semanita, que se emite en la tele del País Vasco y ahora tendrá una versión a nivel nacional gracias a la fama que alcanzó (y a que es genial). Eso sí, me gustan los programas de zapeo en los que no hay que soportar a ningún presentador dado a hacer entradillas casi siempre facilonas y llenas de tópicos antes de cada vídeo.

¿Cómo es posible que a veces dure más la parrafada de turno sobre el vídeo que el propio vídeo? Mejor cortes, cortes... y más cortes.