Alegría y compromiso

Fácil no se lo ponen a quienes tienen, cada año, la difícil misión de elegir a las Falleras Mayores de Valencia y no es fácil por cuanto a todas les adorna, junto a su belleza, un alto grado de simpatía y virtudes humanas.

Al filo de las 19.30 horas (hora mágica) ¿pueden imaginar con qué júbilo recibieron la niña Ariadna Galán y la señorita Pilar Giménez el nombramiento de Falleras Mayores a través de la alcaldesa de Valencia? Inténtenlo e imaginen la alegría junto al compromiso que ello comporta.

Durante 365 días ostentarán la más alta representación de la mujer valenciana. La fiesta de las Fallas cada vez acumula y adquiere mayor brillantez en el mundo entero, no es tarea fácil la responsabilidad asumida. Sin embargo un halo extraordinario les acompaña y, superándose a sí mismas, consiguen con su caudal de galanura, juventud y talento la conquista confiada, dejando a nuestra tierra, por encima de cualquier otro interés, en lo más alto posible.