Arte en Marte

¡Bravo! ¡Yupi! ¡Caramba! ¡Por Júpiter! ¡Por Tutatis! Hemos aterrizado en Marte con la sonda Phoenix. Ya estaba bien de que esos tipos verdes que se esconden en el Planeta Rojo nos arruinaran cada misión no tripulada. ¡Será por dinero...! Con sólo unos cientos de millones de dólares (unos pocos menos en Canarias) estamos a punto de descubrir vida en un planeta muerto. Con dos cojones. Que así somos los de la NASA, la ESA, la TIA, la FORTA, la UEFA y la RAMONA (que es pechugona y tiene dos cántaros por pechos).

Cada vez que llegan fotos de Marte nos quedamos de piedra. Un pedregal, tú. Da igual aterr(or)izar en el ecuador que en el polo norte. El Doctor Manhattan (el semidiós azul de Watchmen) se dio un garbeo por allí y no encontró ni un maldito bar. Nosotros (ya decía Javier Coronas) encontraremos el hielo para los gin tonics de la inauguración de la primera exposición de Arte Marciano en el Reina Sofía.