Ingenuidad publicitaria

Necesitamos una memoria instantánea, una especie de identidad publicitaria que pueda comprobarse en el instante mismo.

Lo digo por las declaraciones del presidente de la Casa de Palencia,  que afirmaba hace unos días que uno de sus objetivos era mantener las señas de identidad de la provincia palentina. Por si fuéramos pocas.

Las identidades, digo. Con lo fácil que resulta ser de verdad quienes somos sin dar cuartos al pregonero. ¿O es que se busca otra cosa? Dicho en términos de moda, ¿no será que nos interesa más el look que la belleza? Será  eso. Que cada cual busca su look .Y como ser de Palencia, Valladolid, Zamora… no significa, en realidad, nada, sólo nos queda la pantomima.

La cosa no es: yo existo, yo estoy aquí, sino, solamente, yo soy visible, soy imagen, tengo un look. ¿Identidad? De ninguna manera: apenas ingenuidad publicitaria.